Una casa-nido para ver como nunca los fiordos noruegos

¿Alguna vez pensaste en dormir en un nido?. Foto: Livit.

Una casa-nido para ver como nunca los fiordos noruegos

Nada se interpone entre estos nidos -de diseño minimalista escandinavo, claro- y la naturaleza salvaje de montañas y fiordos en Noruega

Mar Nuevo

Madrid

27/02/2020 - 18:52h

El glamping no tiene límites. Si ya hemos dormido en caravanas y barricas de vino y tequila, en casas árbol, hoteles burbuja, iglús y hasta en habitaciones flotantes, llega el turno de convertirnos en pájaro para estrenar estos originales nidos con vistas a los fiordos noruegos.

Ideados por la compañía escandinava Livit, fundada por el diseñador Torstein Aa, se trata de modernísimas birdbox para humanos que garantizan la inmersión total en la naturaleza salvaje del país, que destaca por sus acantilados y serpenteantes glaciares y sus profundamente verdes prados y bosques.

Los nidos pueden instalarse con un helicóptero, con una huella mínima en el paisaje

Estos pequeños módulos, que se fabrican en dos versiones, Mini y Medi, de diferentes tamaños, han sido diseñados para tener una huella mínima en la naturaleza, tanto en su fabricación y mantenimiento como en su instalación, que puede realizarse con un helicóptero lo que, además, permite colocarlos en lugares remotos y ofrecer perspectivas únicas de Noruega.

Birdbox medi. Foto Livit

Prepárate para ver los fiordos como nunca antes. Foto: Livit.

[Para leer más: Hoteles burbuja: las habitaciones del millón de estrellas]

Su creador, también conocido por el diseño del galardonado buque turístico Vision of the Fjords, señala que querían crear “un producto que pudiera permitir experiencias únicas, con una huella mínima”.

Está construido en materiales que pueden resistir las condiciones en cualquier entorno sin necesidad de mantenimiento y tanto su montaje como su desmontaje garantiza “una huella reversible en la naturaleza”.

Ya se pueden reservar

Aunque estarán instalados por todo el país, ya hay dos de estos nidos que pueden reservarse, uno en el entrono de Fauske, en la provincia de Nordland (Salten), y otro en Langeland, dentro de un resort de esquí, ambos en la costa oeste del país.

Los dos están disponibles en la web de Livit y también en Airbnb donde, cuenta, por cierto, con excelentes opiniones (el 95% de los últimos huéspedes valoró con 5 estrellas sus ubicaciones).

Birdbox mini. Foto Livit

Birdbox mini. Foto: Livit.

Cómo es dormir en un nido

Los módulos cuentan con capacidad para dos huéspedes en un dormitorio con una cama y aseo, calefacción pero también cómodas butacas con impagables vistas ininterrumpidas. Y es que la particularidad de estos nidos es su diseño, con forma de sencilla caja y amplios ventanales con originales formas y colores naturales, inspirados en las montañas de Noruega.

En siguiente paso del proyecto es poner a la venta los módulos para que cada uno pueda tener su propio nido. Además, apunta Torstein, en breve se instalarán nidos en otras ubicaciones. “La gente también puede comprar la suya. No pasará mucho tiempo hasta que lleguen más cajas de pájaros con nuevas ubicaciones.

Además de instalar nuevos nidos, la compañía los pondrá a la venta 

Conexión total con la naturaleza

Según el Ceo de la compañía, Asbjørn Reksten Stigedal, los nidos se ubicarán en todo el país y permitirán obtener nuevas experiencias a los viajeros. Se trata, añade, “de mostrar el país desde su mejor cara”.

Lo importante aquí, destaca, “es la sensación de libertad y tranquilidad”. Los nidos permiten además alojarse en cualquier momento del año y disfrutar del paisaje sea cual sea el clima.

No vienen equipados con televisión ni Wifi. Ni falta que hace.