Valencia imita a Manuela Carmena: cerrojazo hotelero

La nueva Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad (LTOH) que regula los pisos turísticos en la Comunidad Valenciana entró en vigor en julio.

Valencia imita a Manuela Carmena: cerrojazo hotelero

El Ayuntamiento de Valencia no permitirá la construcción de hoteles y pisos turísticos hasta que no cuente con un plan de protección de su casco antiguo

El Ayuntamiento de Valencia suspenderá las licencias de aperturas de hoteles y apartamentos turísticos en el casco antiguo de la ciudad.

Así la capital de la Comunidad Valenciana sigue los pasos de Ada Colau en Barcelona y Manuela Carmena en Madrid, que han puesto el cerrojo a la expansión de nuevas plazas de alojamiento.

Medida temporal

El concejal de Desarrollo Urbano, Vicent Sarrià, precisó que la medida debe ser ratificada por el consistorio el próximo jueves, y que la decisión es temporal hasta que se apruebe el Plan Especial de Protección de la Ciutat Vella.

Se espera que la suspensión cautelar se prolongue hasta abril o mayo. "Desde el punto de vista del planeamiento lo importante es evitar que en un futuro se produzcan situaciones no reversibles", precisó el edil.

La suspensión de licencias hoteleras y pisos turísticos en Valencia se prolongaría hasta mayo

Esta medida, apuntó, se encuadra con las líneas del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1988, que busca mantener y recuperar “el factor residencial” en el barrio antiguo.

Sarriá considero que la evolución de las propiedades del centro histórico hacia usos hoteleros “no es sólo un problema de Valencia” sino un fenómeno común de ciudades con atractivos turísticos.

Cercana a la moratoria de Carmena

La medida tiene más relación con lo dispuesto con el Ayuntamiento de Madrid que el de Barcelona. En el primero, la suspensión se mantendrá por un año, y hasta que entre en vigor el nuevo Plan Especial de Alojamientos Turístico.

En cambio, en la capital catalana la moratoria se inició en julio de 2015, y se ha prorrogado en diversas oportunidades.

Los últimos permisos aprobados

De la medida del Ayuntamiento de Valencia quedan exentos los establecimientos que solicitaron su licencia, pero que ya hayan presentado la documentación ante el consistorio.

En este punto se encuentran 70 permisos entre licencias de obra y de actividad, que se dividen entre 47 para hoteles y 23 de apartamentos.

Sarrià indicó que la suspensión no afectará a los inmuebles que "ya tengan la calificación de uso terciario”, como la sede del PSPV de Blanquerías, que ostenta esta calificación y en la que se proyecta un hotel.

Por ahora no alcanza a Russafa

El concejal aclaró que la medida no tiene relación con una supuesta turismofobia en la ciudad, sino en la intención de mantener el carácter residencial de las zonas de Xeu Xerea, Carmen y Velluters, en la Ciutat Vella, barrios donde la “fiebre hotelera” podría producir “un efecto no deseado de expulsión de residentes".

Por ahora estos límites a la expansión hotelera no llegarán a otros barrios como Russafa, que vive un auténtico boom turístico y cuyo planeamiento “no está encima de la mesa ahora”.