Vuelta al mundo a través de los hoteles más literarios

Sofitel Legend Santa Clara (Cartagena) fue antes el convento en el que transcurre la trama de 'Del amor y otros demonios', de García Márquez. Foto Accor Hotels.

Vuelta al mundo a través de los hoteles más literarios

De París a Montevideo y de Nueva York a Estambul, estos doce hoteles muestran la poderosa conexión entre literatura y viajes

Mar Nuevo

Madrid

11/03/2019 - 19:32h

Desde establecimientos que son auténticas bibliotecas hasta los que lograron inspirar historias, pasando por los escogidos por todo tipo de escritores para alojarse en sus viajes o encerrarse a crear, los hoteles tienen una estrecha relación con la literatura.

Desconocidos que se cruzan por azar, vidas en tránsito, habitaciones numeradas que ocultan reuniones secretas o amores prohibidos… Los hoteles ejercen un probado magnetismo sobre novelistas y poetas. Estos son algunos de los que cuentan con las historias más sorprendentes.

Si la autora de Harry Potter escribió la primera obra de la saga en un pub de Edimburgo, escogió para terminar la última un lugar totalmente diferente: el Hotel Balmoral, uno de los más lujosos de Escocia

[Para leer más: La ruta de bares, libros y recuerdos de Hemingway en Cuba]

Hotel Balmoral, Edimburgo

La saga de Harry Potter tiene una indudable conexión con Edimburgo. Si la primera obra fue escrita en el pub The Elephant House, en el centro de la ciudad -un local que se ha convertido en parada obligada para sus fans-, para terminar la última, J.K. Rowling escogió un lugar totalmente diferente.

The Balmoral Hotel
The Balmoral Hotel, Edimburgo.

La famosa escritora escogió el Hotel Balmoral, uno de los más lujosos de toda Escocia, para poner punto final a las historias del joven mago y sus amigos. Para conmemorar el momento, Rowling escribió un mensaje en un busto de mármol que dice ‘J.K. Roling terminó de escribir ‘Harry Potter y las reliquias de la muerte’ en esta habitatación el 11 de enero de 2007’.

Han pasado 12 años y para ver el busto que aún decora la habitación 552 tendrás que pagar los alrededor de 1.300 euros que cuesta la noche.

Unas vacaciones familiares de Stephen King en el Hotel Stanley, Colorado, sirvieron para hacer de él el escenario de su libro 'El resplandor' convertidoen el Hotel Overlook

El hotel de ‘El resplandor’

Stephen King pasó unas vacaciones familiares en el Hotel Stanley, en Colorado, en 1974. Ya entonces se decía que el lugar estaba encantado, lo que asustaba a los potenciales huéspedes y, cómo no, inspiró a uno de los más célebres escritores de terror de todos los tiempos.

[Para leer más: Libros como medicina, abre la primera farmacia literaria]

Años después King llevó a la literatura este lugar convertido en el Hotel Overlook, escenario de ‘El resplandor’. La habitación que utilizó el autor, la 408, es hoy visitada con asiduidad por estudiosos de fenómenos paranormales, que dicen registra una notable actividad.

Hotel Stanley, Colorado.
Hotel Stanley, Colorado (EEUU).

Hotel Pera Palas, Estambul

El hotel Pera Palas es toda una institución en Estambul. Refugio de intelectuales, aristócratas y artistas, se construyó para alojar a los pasajeros del emblemático Orient Express.

Agatha Christie se hospedó en su habitación número 411, donde se dice que escribió parte de su novela ‘Asesinato en el Orient Express’, conmocionada por la noticia del secuestro y posterior asesinato del pequeño hijo del aviador Charles Lindbergh en 1932.

Hoteles parisinos: auténtico magnetismo

En el barrio parisino de Saint-Germain-des-Prés murió Oscar Wilde el 30 de noviembre de 1900, concretamente en la habitación número 16 de un hotel de poco lujo llamado DʼAlsace. Se dice que dejó sin saldar una cuenta de más de cuatro mil francos. En la actualidad es un establecimiento de cinco estrellas llamado LʼHotel que presume de su ilustre huésped con una placa en su fachada.

Por su parte, el Hotel Ritz tiene una larga lista de escritores asiduos, comenzando por Marcel Proust, que lo consideraba su segunda casa y que hoy da nombre a un salón y una de sus suites.

El hotel Ritz de París.

Además, era frecuente encontrar tomando cervezas en su bar al autor de ‘En busca del tiempo perdido’ con su amigo Scott Fitzgerald, quien también hizo aparecer al hotel en su novela ‘Suave es la noche’. A su vez, lo compartió con Ernest Hemingway, cuya obra ‘El viejo y el mar’ y, en concreto, su protagonista, da nombre al bar en la actualidad.

Hotel du Cap-Eden-Roc, Antibes

Los mismos F. Scott Fitzgerald y Hemingway se codearon con Picasso en el Hotel du Cape Eden Roc en la localidad de Antibes, en la Riviera francesa.

Este hotel no solo está inmortalizado en la ya citada ‘Suave es la noche’ como establecimiento que inspiró al Hotel des Etrangers, sino también el la genial ‘El gran Gatsby’.

Hotel Santa Clara, Cartagena (Colombia)

El realismo mágico que destilan las novelas de Gabriel García Márquez cobra vida en la ciudad amurallada de Cartagena (Colombia). Su novela ‘Del amor y otros demonios’ se desarrolla en un convento del siglo XVII en el casco histórico del hotel y que hoy es el Hotel Santa Clara.

Su restaurante gourmet se encuentra situado en el espacio que antaño ocupase el comedor de las monjas.

Hotel Santa Clara, Cartagena
Hotel Sofitel Leyend Santa Clara, Cartagena. Foto Accor Hotels.

Hotel Monteleone, Nueva Orleans (EEUU)

Y de un convento a un motel, el Monteleone, en Nueva Orleans, con profundas conexiones con el mundo literario, que pueden rastrearse a través de los nombres de sus suites.

Truman Capote, que solía decir a la prensa que había nacido en el hotel, Tenessee Williams, que inmortalizó el establecimiento en su obra ‘La rosa tatuada’, y Ernest Hemingway, que se hospedó aquí, son algunos de sus ilustres huéspedes.

Grand Hotel des Bains, Venecia

Thomas Mann se alojó en 1911 en el Grand Hotel des Bains, en el Lido de Venecia, un impresionante edificio blanco de decoración art nouveau, con brillantes suelos de madera y lámparas de araña de cristal de murano.

En este mismo lugar se hospeda el protagonista de su novela Muerte en Venecia.

Grand Hotel des Bains. Foto Wikipedia.
Grand Hotel des Bains. Foto Wikipedia.

Hotel Cervantes, Montevideo (Uruguay)

El Hotel Cervantes de Montevideo acogió en sus habitaciones a un buen número de escritores, desde Jorge Luis Borges a Adolfo Bioy Casares, si bien fue Julio Cortázar quien lo catapultó a la fama al hospedar allí al protagonista de su relato ‘La puerta condenada’.

Hoy restaurado y bajo el nombre de Esplendor, el hotel sigue en funcionamiento, aunque mantiene la habitación 205 con la misma decoración con la que lo describiese Cortázar.

Hotel Chelsea, Nueva York

De Montevideo a Nueva York, que cuenta con otro de los hoteles preferidos por artistas y escritores desde su inauguración en 1884, el Chelsea Hotel. Mark Twain fue el primero de una larga lista de literatos que se han hospedado allí, y que incluye a Thomas Wolfe, que aseguraba que solo podía escribir encerrado en este hotel.

También Arthur Miller, que se alojaba para escribir con su esposa por entonces, Marilyn Monroe, o el autor de ciencia ficción Arthur Clarke, autor de ‘2001: una odisea del espacio’, que se instaló con un telescopio, pasaron por sus instalaciones, así como el grueso de la generación Beat: William Burroughs, Allen Ginsberg, Gregory Corso y Jack Kerouac.

Hotel Chelsea. Foto Wikipedia.
Hotel Chelsea. Foto Wikipedia.

Saxon Hotel, Johannesburgo

El hotel donde Nelson Mandela vivió en la década de los noventa del siglo XX y escribió su autobiografía ‘Un largo camino hacia la libertad’ si bien en aquel momento era la casa de su amigo, Douw Steyn, que regenta hoy el establecimiento, que respira orgullo y cultura africanas.

Entre sus huéspedes más notables, después de Mandela, se cuentan Oprah Winfrey, que tiene una suite en su honor, o los Clinton.