La mayor plataforma de apartamentos refuerza su lobby en España

Un apartamento turístico con vistas a Barcelona.

La mayor plataforma de apartamentos refuerza su lobby en España

La alemana Wimdu lanza una campaña entre los ayuntamiento de España y Europa para demostrar de que los apartamentos turísticos no perjudican al sector

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

21/11/2017 - 14:09h

La alemana Wimdu, que se presenta como la mayor plataforma europea de alquiler de apartamentos urbanos, lanzó una intensa campaña en España y el resto del continente para convencer a las autoridades municipales y regionales que el alquiler de estas viviendas no perjudican al turismo ni al sector inmobiliario, sino que al contrario: su presencia los beneficia.

En un folleto dirigido a ayuntamientos y responsables políticos del área turística, Wimdu esgrime diez razones en las que afirma que los apartamentos vacacionales “no son una amenaza, sino que enriquecen a las ciudades y municipios, aportando un gran valor económico y social”.

Beneficios y perjuicios

Por ejemplo, ante la crítica de que el alquiler particular para vacaciones lleva a una escasez de la vivienda habitable, Windu recalca que estos apartamentos “suponen menos del 1% del parque de viviendas total” y que su presencia “no tienen un efecto relevante en el mercado de alquiler”.

Wimdu, que tiene una cartera de 350.000 alojamientos particulares en 150 países de todo el mundo, asegura que esta modalidad de alquiler ofrece una opción más en pequeños pueblos y establecimientos rurales donde no hay alternativas de alojamiento.

Según esta plataforma, las grandes cadenas hoteleras y los mayores operadores turísticos prefieren centrarse en destinos vacacionales más populares o exclusivos. Pero con los apartamentos turísticos, asegura, se revitaliza la economía de núcleos pequeños y se generan ingresos en otros sectores relacionados, como restaurantes, tiendas de recuerdos y servicios de guías.

Críticas de las patronales

La presencia de apartamentos turísticos es resistida por diversas patronales hoteleras, que no tienen problemas con el pequeño propietario que ofrece una habitación para tener ingresos extras, sino que critican que las plataformas presentan ofertas de operadores que cuentan con diversas propiedades, en algunos casos, con más de un centenar de apartamentos.

Además piden que las administraciones refuercen sus controles para evitar el intrusismo y la presencia de apartamentos que se ofrecen sin licencias turísticas, lo que consideran, genera una competencia desleal.