Carmena obliga a reducir el mastodonte que OHL proyectó junto a Sol

Carmena obliga a reducir el mastodonte que OHL proyectó junto a Sol

La constructora de Villar Mir rebajará en tres plantas la altura el centro comercial y hotel de lujo de Canalejas que suponía un enorme impacto visual en el centro de Madrid. El hotel de Four Seasons se salva David Placer

Redacción

Madrid

13/10/2015 - 20:55h

La Operación Canalejas albergará el primer Four Seasons en España

La constructora OHL, capitaneada por el empresario Juan Miguel Villar Mir, ha tenido que ceder ante el Ayuntamiento de Madrid en su gran proyecto inmobiliario en Canalejas, junto a la Puerta del Sol. El Ayuntamiento de Madrid ha anunciado este martes un acuerdo con OHL --a la que también se le ha exigido la contratación de más barrenderos para cumplir con sus contratos de basura--  para que desista de construir tres plantas por encima de la actual fachada, lo que supondría una agresiva intervención en pleno centro de la ciudad.

El equipo de Ahora Madrid ha convencido a la constructora a desistir del plan urbanístico que tendría un importante impacto visual incluso desde su parte trasera: desde la calle Mayor y desde la Puerta del Sol. Los responsables de urbanismo, liderados por el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible José Manuel Calvo, también han reducido el proyecto de la estación subterránea de autobuses.

"Será una obra más barata y su coste disminuirá en 60%. Estamos trabajando para que esta obra suponga el menor coste posible para los ciudadanos de Madrid", ha explicado el concejal.

Reducción del impacto visual

Con este acuerdo, el gobierno de Manuela Carmena envía el mensaje de que no se opondrá a las obras urbanísticas, pero tampoco permitirá los excesos de los proyectos que, en este caso, afectaría el entorno arquitectónico de la Puerta del Sol, ya que la mole que proyectaba OHL sobresalía de los inmuebles que lo rodean.

Con la reducción de la superficie de construcción, el edificio de Canalejas pierde tres plantas y afecta a, al menos, a ocho viviendas de lujo proyectadas por la empresa de Villar-Mir. En lugar de 22, finalmente se construirán 30. El nuevo proyecto rebaja la altura y retrae las fachadas de la parte superior. El hotel adyacente, que gestionará Four Seasons, apenas resultará afectado. "El anterior proyecto resultaba agresivo para el centro de Madrid. Con el nuevo proyecto, se reduce el impacto visual", explicó Paloma Sobrini, directora general de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid.

OHL ha asumido que perderá rentabilidad con el nuevo proyecto, pero, pese a ello, se ha mostrado conforme con el nuevo acuerdo. Con la llegada de Ahora Madrid, la empresa temió que una negación del Ayuntamiento terminara por hacer inviable un proyecto urbanístico que ya ha derribado por completo tres inmuebles emblemáticos del centro de Madrid, entre los que se encuentra la sede histórica de Banesto.

El proyecto ha recibido numerosas denuncias por la destrucción de partes protegidas de los edificios. El proyecto de OHL derribó todos los interiores y sólo ha dejado en pie las fachadas. El juzgado 54 de Madrid ha paralizado los trabajos en los edificios que abarcan las calles de Alcalá, Sevilla y Carrera de San Jerónimo.