Carmena ordena instalar la pista de hielo que Colau vetó

Carmena ordena instalar la pista de hielo que Colau vetó

El Ayuntamiento de Madrid promociona la pista de hielo que ofrecerá entradas gratuitas a los colegios

David Placer

Madrid

06/12/2015 - 00:32h

Pista de hielo en Plaza Colón, Madrid.

Las pistas de hielo pueden ser motivo de buen rollito navideño o todo lo contrario. Y Ahora Madrid, la agrupación política de Manuela Carmena, ha anunciado con bombo y platillo la nueva atracción decembrina: dos pistas de hielo en la plaza Colón. La instalación será patrocinada por la revista reina del corazón y del cotilleo amable: ¡Hola!.

El equipo de Manuela Carmena considera que se trata de uno de los principales atractivos navideños de la ciudad y no ve en los usuarios en patines un síntoma de capitalismo salvaje ni de economía insostenible, tal como ha asegurado la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. La impulsora de Barcelona en Comú ha vetado la instalación de la pista de hielo pagada por los comerciantes de Barcelona en la céntrica plaza de Cataluña durante los últimos años.

Colau, que se ha reunido este viernes con las alcaldesas de París, Anne Hidalgo y con la de Madrid, Manuela Carmena, asegura que cuenta con muchos puntos de vista y políticas comunes con la alcaldesa madrileña. Pero la pista de hielo navideña no es una de ellas. Colau está convencida de que la pista de hielo supone la "privatización de un espacio público".

En el fondo, considera que lo adolescentes y jóvenes que hacen piruetas siguen un modelo copiado de la icónica pista de Rockefeller Center en Nueva York, símbolo del capitalismo y tal vez hasta de los Juegos Olímpicos de Invierno que no quiere que lleguen a Barcelona.

Actividades "inclusivas"

En cambio, el equipo de Ahora Madrid ha anunciado la instalación gélida como uno de las principales entretenimientos navideños promovidos por el Ayuntamiento. Incluso el concejal del distrito de Salamanca, barrio mítico de la aristocracia madrileña, Pablo Carmona, asistió a la inauguración de la pista para anunciar que los 21 colegios públicos del distrito podrán acudir durante una jornada lectiva de forma gratuita.

Ahora Madrid no tiene complejos con el hielo, ni con los patines ni con las máquinas que congelan el agua y que tanta energía consumen. Por el contrario, el gobierno local ha querido darle a la pista un aire más social y ha anunciado con orgullo que la instalación acogerá actividades "de carácter integrador y solidario en la que participarán varias fundaciones".

El precio del uso será de cuatro euros por media hora, una tarifa solidaria acorde con la política inclusiva de la alcaldesa. La pista, instalada hasta el día de Reyes, supone un eje dinamizador económico y de empleo, a juicio del equipo municipal. Y si la aceptación es la esperada en el barrio adverso a Carmena, es probable que la pista de buen rollito navideño repita.