¿Cómo evitar que te estafen al alquilar un apartamento?

¿Cómo evitar que te estafen al alquilar un apartamento?

Comprar en páginas que intermedien en los pagos y cerciorarse de la veracidad de los datos del arrendador, claves

Carles Huguet

Barcelona

14/08/2015 - 21:50h

Uno de los apartamentos que ofrecidos por los portales de pisos turísticos.

Cada vez son más las personas que deciden obviar a las compañías tradicionales y apostar por la economía colaborativa a la hora de reservar las vacaciones. El alquiler de apartamentos turísticos a particulares es, sin duda, la opción más demandada. Sin embargo, además de estar perseguidos por la ley en muchas ciudades, existe el riesgo de ser estafado y quedarse sin el deseado reposo.

02B ha contactado con varios afectados por este tipo de timos, que explican cómo operaron sus verdugos. En primer lugar, lamentan que, por desconocimiento, reservaron sus vacaciones a través de portales que no ejercen de intermediarios en el pago. Páginas como Airbnb por encima de, por ejemplo, Mil Anuncios, experta en falsas ofertas, que cobra una cuota simplemente por anunciarse y se abstiene de mediar.

Comprobar los datos

Al ponerse en contacto directamente con el teórico propietario, solicitar los datos para poder comprobarlos. "A nosotros se nos facilitó un nombre y DNI que eran falsos", explica una afectada, que se ha quedado sin poder veranear en la costera localidad de Salou, pues creyó reservar en la cadena Arquus. De hecho, existen varias aplicaciones en internet para comprobar si el número de DNI existe o no.

Con el tiempo, se dan cuenta de que no disponían de tantos detalles del inmueble como creían: "Nos dio la calle y el número de un bloque de apartamentos, que incluía pisos tanto de una cadena como de particulares", explica. "Jamás dijo en que piso y cuál era la puerta", concluye.

Generalmente, todos piden una paga y señal. Algunos, el importe completo. "Yo pagué una gran parte del total y al llegar a Nueva York el piso no existía", denuncia otra. Desaconsejan la entrega de efectivo e incluso la trasferencia bancaria. "Ingresé una cantidad en una cuenta de un banco online y el tipo desapareció", cuentan a la espera de que los Mossos d'Esquadra localicen al arrendador. Un método más seguro es Paypal.

Comportamiento habitual

Los timadores acostumbran a comunicarse por correo electrónico, pero no dudan en ofrecer un número de teléfono. Una vez se cercioran de que el pago previo se ha realizado, desaparecen. El e-mails dejan de contestarse y el móvil aparece siempre "apagado o fuera de cobertura".

Si pese a tomar precauciones se ha sido estafado, "hay que denunciar el caso a la policía sí o sí". Sin embargo no siempre se obtiene el éxito deseado: "tras seis años no he recuperado el dinero", ilustran.