De cómo un museo descubrió que el 96% de sus obras no valían para nada

Proyección del nuevo Museo Mexicano de San Francisco.

De cómo un museo descubrió que el 96% de sus obras no valían para nada

El Museo Mexicano de San Francisco sólo tiene 83 piezas de calidad. Las 2.000 restantes son irrelevantes o falsas

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

10/07/2017 - 17:20h

Decepción mayúscula en California. El Museo Mexicano de San Francisco ha descubierto que su colección es un fraude: de las 2.000 piezas que posee, sólo 83 tienen la calidad suficiente para quedar expuestas en un “museo de ámbito nacional”, El resto o son falsas o son irrelevantes, descubre un informe realizado por el arqueólogo Eduardo Pérez.

El estudio fue requerido por el propio centro a petición del Instituto Smithsonian, con el que colabora desde el año 2012. Ahora, el San Francisco Chronice se ha hecho eco del pésimo estado de la colección. “Creía que teníamos más piezas de calidad”, señala al periódico estadounidense Andrew Kluger, responsable del Museo Mexicano.

Hasta el momento, el recinto presumía de “una espectacular colección única en el país que incluye arte prehispánico, colonial, popular, arte mexicano, latino moderno, contemporáneo y arte chicano”. Dentro de la colección prehispánica, la página web del centro habla de 2.000 piezas “que ofrecen buenos ejemplos de vasijas, objetos ceremoniales, herramientas, ornamentos personales y relieves de las grandes culturas antiguas”.

Pues bien, el estudio realizado desvela que el 96% de las piezas son falsas o imposibles de verificar. La razón: durante los últimos 40 años, el museo ha aceptado todas las donaciones recibidas. “Lo aceptábamos todo, no se verificó nada”, reconoce Kluger. Tras firmar con el Smithsonian, la política ha cambiado y ya se empieza a trabajar de forma profesional.

“La buena noticia es que tenemos 170 piezas prehispánicas –acaban de recibir 87 nuevas herramientas de calidad-- con calidad para un museo nacional”, celebra el directivo. “La mala es que tenemos que decidir qué hacemos con las que no tiene nivel”, compara.