La Fundació Miró cierra por huelga indefinida

La Fundación Miró enfrentó la huelga de los trabajadores de una empresa subcontratada.

La Fundació Miró cierra por huelga indefinida

Los trabajadores de la empresa encargada de la información y venta de entradas ya habían paralizado otros museos de Barcelona

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

24/10/2017 - 10:39h

La Fundació Miró tiene que cerrar sus puertas por una huelga indefinida convocada por los trabajadores de la empresa que se encarga de los servicios de información y atención a los visitantes. Los empleados de Serveis Educatius Ciut’art convocaron la medida en reclamo de mejoras salariales y para regularizar la situación laboral de los trabajadores.

Todas las salas de la exposición permanente estarán cerradas hasta que se levante el paro, y a lo sumo, sí estarán abiertas la biblioteca, el restaurante, la librería y la tienda de recuerdos.

Por el paro el centro cultural dedicado a Joan Miró ha cancelado la presentación e inauguración de la exposición Sumeria y el paradigma moderno. Las autoridades de la fundación habían depositado muchas expectativas en esta muestra, porque en otoño es cuando las exposiciones de arte y cultura cobran más vigor en el calendario turístico de Barcelona.

“La Fundació Joan Miró es una entidad privada que cubre gran parte de su presupuesto con recursos propios, de los cuales la venta de entradas es uno de los principales. La dirección y el equipo de la Fundació trabajan para poder recuperar la normalidad lo antes posible”, dijeron en un comunicado.

El paro fue convocado por el sindicato Solidaridad y Unidad de los Trabajadores (SUT), y precisaron que la medida no se dirige a la fundación sino contra la empresa contratante.

Ola de huelgas en agosto

Los trabajadores de esta empresa había protagonizado una ola de huelgas entre los museos más importantes de Barcelona durante agosto. Entre otros, fueron perjudicados el Macba, la Fundació Antoni Tàpies, el Palau de la Virreina, el Monasterio de Pedralbes y el Archivo Histórico. De hecho, en este último centro todavía sigue la huelga en los servicios de consulta de documentos.

En el caso del Macba, los paros le han causado un perjuicio de 274.000 euros, y finalmente sus autoridades decidieron adjudicar los servicios de venta de enteadas, recepción y actividades educativas a la empresa Magna Cultura. Sin embargo, por las cláusulas de subrogación, los trabajadores son los mismos que había empleado Serveis Educatius Ciut’art, que han tenido incrementos salariales del 44,7% para el servicio educativo del 33,5% para los demás puestos. Cuando se anunció el traspaso del servicio, los trabajadores decidieron levantar la huelga.