Sant Jordi: la fiesta del amor conquista al mundo

La Casa Batlló luce su frente con una explosión de rosas. / Ilustraciones: Jordi Català.

Sant Jordi: la fiesta del amor conquista al mundo

La tradicional celebración, con regalos de rosas y libros, proviene de la Edad Media. La fiesta se postula como Patrimonio de la Humanidad

Jordi Català

Ver Instagram

BARCELONA

23/04/2017 - 06:00h

La fiesta de Sant Jordi ya es tan universal que muy pronto podría ser declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, si la Unesco lo avala. El pedido ante el organismo ya fue realizado tras ser proclamada candidata por la presidencia de Gobierno y la Generalitat en la noche del viernes.

Sant Jordi, la celebración de las rosas y los libros, es una fiesta catalana que tiene sus raíces en la Edad Media y que hoy campa a sus anchas por todo el territorio, y en muchos lugares se imitan sus buenas costumbres, incluso en Japón.

Sant Jordi es la fiesta más antigua dedicada al amor. Originalmente las parejas se regalaban rosas y otras flores y muy posteriormente surgió la buena costumbre de obsequiar libros. Durante mucho tiempo esa circunstancia tenía género: el hombre regalaba la rosa a la mujer y ella un libro, pero actualmente se cruzan los obsequios de flores y ejemplares.

Según las estadísticas, este día habrá un millar de puestos que van a exponer más de 50.000 títulos y se facturarán más de 21 millones de euros.

Homenaje a la literatura

Barcelona ha sido recientemente declarada Ciudad de la Literatura, y homenajeará este título con la presencia de cientos de autores literarios, que pasarán la jornada firmando sus novedades.

Como es tradición, varios edificios oficiales y sitios emblemáticos realizarán jornadas de puertas abiertas, como la Generalitat, el Palau Güell, el Hospital de Sant Pau, el Ayuntamiento o el Ateneu Barcelonés.

Entre los eventos, destaca el nuevo Festival de Cine Sant Jordi-Barcelona, que contará con la presencia de Richard Gere. Hay actividades solidarias como la venta de rosas para la Fundació Arrels (gente sin hogar). Precisamente, las calles se llenan de puestos de floristerías, de estudiantes que recaudan fondos para sus viajes o proyectos, y de unos cuantos buscavidas. En total, se espera que se vendan unos seis millones de rosas en toda la jornada.

La Casa Batlló luce su fachada de rosas rojas, y en la abultada agenda de actividades también se cuentan foros y mercados especializados como el espacio del Cómic y del libro infantil y juvenil del Paseo de Sant Joan.

Sant Jordi historia

Sant Jordi más allá de Barcelona

Barcelona vive Sant Jordi va más allá de las Ramblas: todos los barrios organizan actividades y eventos en torno a la fiesta, en calles, plazas y lugares públicos emergen chiringuitos, puestos ocasionales y paradas de venta de libros (siempre con descuento) y rosas.

Y la fiesta se replica en todas las comunidades de Cataluña, desde las grandes ciudades como Lleida, Girona o Tarragona, hasta el pueblo más pequeño.

En realidad Sant Jordi no es festivo, nunca lo ha sido y tampoco le ha hecho falta. Cada 23 de abril laborable se dan cita miles de personas en las calles durante todo el día, y cuando cae en fin de semana como hoy, su número se multiplica.

Esta fiesta multicolor es, en definitiva, una de las más elegantes del mundo, sus protagonistas son la cultura, las letras, la sensibilidad, la estética y el cariño. Este 23 de abril vale la pena descubrir cómo se vive Sant Jordi en cualquier rincón de Cataluña.

Pan de Sant Jordi