48 horas en Lima: arte urbano, moda, ceviches y pisco

El Museo Mario Testino MATE se sumó al florecimiento del barrio de Barranco. Foto Turismo de Perú.

48 horas en Lima: arte urbano, moda, ceviches y pisco

Con Barranco como meca de la modernidad, Lima asciende al olimpo 'cool' gracias a una sugerente combinación de cultura alternativa, gastronomía y street art

Mar Nuevo

Madrid

05/04/2019 - 18:28h

Fundada como ‘Ciudad de los Reyes’, poseedora de una rica herencia precolombina, retazos coloniales y bellos edificios de estilo belle époque, Lima resurge más atractiva que nunca gracias a una efervescencia creativa que corre de su prestigiosa cocina a los creadores de moda, pasando por artistas urbanos y músicos, microteatros y modernas galerías.

Sin duda una de las capitales gastronómicas de Latinoamérica, con chefs que se pasean por el mundo aclamados como auténticas estrellas del rock, sin embargo Lima ofrece mucho más que una gastronomía deliciosamente audaz.

En los últimos años Lima emerge cosmopolita y coqueta, con un nuevo skyline conformado por modernos edificios y la bulliciosa vida de barrios como San Isidro, Miraflores y, especialmente, Barranco, que la convierten en un destino imprescindible

[Para leer más: Santiago de Chile, el renacer de una ciudad de la vieja guardia]

En los últimos años la ciudad emerge cosmopolita y coqueta, con un nuevo skyline conformado por modernos edificios y la bulliciosa vida de barrios como San Isidro, Miraflores y, especialmente, Barranco, que la convierten en un destino imprescindible.

Puente de Los Suspiros con obra de street art de Jade Rivera. Foto Turismo de Perú.
Puente de Los Suspiros con obra de street art de Jade Rivera. Foto Turismo de Perú.

La Lima de vanguardia

Un paseo por la Lima más vanguardista arranca en Barranco, sin duda el hervidero de todo lo nuevo que se hace en la ciudad.

La apertura de museos y galerías de arte, tiendas de moda locales y modernos cafés repletos de productos bio colocan el foco hípster sobre el barrio de Barranco

Que no te despisten nombres como el Puente de los Suspiros o el Parque del Amor; la apertura de museos y galerías de arte, tiendas de moda locales y modernos cafés repletos de productos bio colocan el foco hípster sobre este barrio, que se encarama en acantilados y que ha sido escogido para vivir por una gran cantidad de artistas locales.

En lo que antaño fuese un balneario de veraneo para la clase alta limeña hoy encontramos excelentes muestras de steet art, con fantásticos murales pintados como ‘The home of sigh’ del peruano Jade Rivera (precisamente junto al Puente de los Suspiros) o ‘La biblioteca Wagon’ en el Parque de la Familia, pintado por el colectivo denominado Los Salvajes que engloba a Nemo, Jimbo y Roberto Peremese.

Exposicion Museo de Arte Contemporáneo, en Barranco. Foto Turismo de Perú.
Exposición Museo de Arte Contemporáneo, en Barranco. Foto Turismo de Perú.

[Para leer más: Una nueva forma de arte explota en Buenos Aires]

El museo de Mario Testino

Barranco también es el hogar del Museo MATE, que acoge la obra del aclamado fotógrafo de moda Mario Testino.

Barranco también es el hogar del Museo MATE, que acoge la obra del aclamado fotógrafo de moda Mario Testino

Fundado por él mismo en 2012 y ubicado en una casona del siglo XIX restaurada, ofrece una colección permanente así como muestras temporales que dan a conocer los trabajos de artistas peruanos, así como lo mejor de la fotografía contemporánea internacional.

Museo Mario Testino. Foto Turismo de Perú.
Museo Mario Testino. Foto Turismo de Perú.

En clave contemporánea destaca también el MAC, donde convergen las propuestas más vanguardistas de artistas peruanos y latinoamericanos. El propio edificio es una declaración de intenciones: compuesto por tres módulos que sustituyen por vidrio algunas de sus paredes, integra exterior e interior en un todo de aspecto futurista.

Dentro del barrio encontramos también galerías de arte como las de Yvonne Sanguineti con obras de pintura, escultura o cerámica, y 80m2 Livia Benavides, especializada en arte conceptual peruano que busca, desde 2012, dar un altavoz a voces, prácticas y estéticas diferentes, centradas en la reflexión política y social a través de la promoción de obras tanto de artistas establecidos como emergentes.

Alessandra Petersen, Susan Wagner y Be Alpaca son algunas de las firmas de moda que combinan vanguardistas diseños con técnias artesanales y materias primas locales

Vista exterior del MAC. Foto Turismo de Perú.
Vista exterior del MAC. Foto Turismo de Perú.

Moda en clave local

La moda también se ha decantado por este adictivo barrio de la mano de diseñadores y marcas locales que han abierto aquí sus espacios. Es el caso de Alessandra Petersen, por ejemplo, que combina delicados tejidos con la simplicidad escandinava y textiles andinos y Susan Wagner, que utiliza algodón orgánico, fibra de alpaca, seda y materiales reciclados.

También podemos pasar por Be Alpaca, donde elaboran colecciones vanguardistas con técnicas y materias tradicionales con las fibras de alpaca y vicuña y el algodón pima.

Fibra de alpaca teñida.
Fibra de alpaca teñida.

Reponer fuerzas

Para terminar una intensa jornada en el barrio de moda debemos degustar un plato clave en la cultura gastronómica peruana, el ceviche.

Según cuentan, solo en Lima hay alrededor de 16.000 cevicherías

Según cuentan, solo en Lima hay alrededor de 16.000 cevicherías, que triunfan gracias a una propuesta que aúna a la perfección el pescado fresco, la cebolla roja, el maíz tostado y la lima.

En Barranco nos decantamos por Canta Rana, un local tradicional y que destaca también por su arroz con mariscos. Cala Restaurante, La 73 Paradero Gourmet, Puro Perú y Rústica de la Costa Verde son otras buenas opciones.

Ceviche local. Foto Turismo de Perú.
El ceviche, rey de la gastronomía local. Foto Turismo de Perú.

En los últimos tiempos se han multiplicado también los cafés, especialmente los de propuestas orgánicas y bio, como es el caso de la Tostaduría Bisetti, que ofrece cafés de la zona de San Ignacio, Satipo y Villa Rica y que se pueden acompañar por deliciosas tartas; Las Vecinas, para degustar cafés orgánicos y postres artesanales como la tarta de zanahoria o el brownie sin gluten; o Twins Café GF, con opciones veganas para acompañar a sus deliciosos capuchinos.

San Isidro y Miraflores

Fuera de Barranco, la modernidad salpica también –aunque de forma menos bohemia- a los distritos de San Isidro y Miraflores.

Mientras la primera acoge la zona empresarial por excelencia y exhibe los proyectos arquitectónicos más innovadores, como el edificio de Interbank, diseñado por el arquitecto austriaco Hans Hollein, a segunda, que se alza sobre acantilados, es quizás la más ‘fashionista’ de la ciudad.

Parque central de Miraflores. Foto Fernando López.
Parque central de Miraflores. Foto Fernando López.

Entre joyerías de marcas internacionales y el centro comercial más prestigioso de la ciudad, Larcomar 1, desfilan también algunos de sus restaurantes –allí nació el archipremiado Astrid & Gastón- y coctelerías más prestigiosos, y de donde no podemos marcharnos sin tomar un pisco sour.