Bienvenido al Expreso de Oriente de Sudáfrica

El elegante tren de Rovos Rail es el equivalente al Expreso de Oriente en Sudáfrica. Fotos: Rovos Rail.

Bienvenido al Expreso de Oriente de Sudáfrica

Rovos Rail permite descubrir los exóticos paisajes del sur de África a bordo de uno de los trenes más elegantes del mundo

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

29/12/2018 - 14:31h

El tren de Rovos Rail es un viaje en el tiempo en que Sudáfrica era una de las joyas de la corona británica. Sus elegantes vagones de estilo victoriano y eduardiano es una de las experiencias de lujo más recomendadas para los amantes de los ferrocarriles.

La formación de Rovos Rail consiste en ocho vagones restaurados, creados por el capricho del millonario sudafricano Rohan Rovos, que le imprimió un elegante estilo a los coches impulsados por locomotoras diesel y alguna maravilla de vapor.

Elegancia a bordo

Sus vagones sorprenden por su elegancia, abundantes en maderas nobles, sofás revestidos del mejor tapizado, cubertería de plata y servicio de porcelana fina.

Los compartimientos van desde la suite pullman, de siete metros cuadrados; hasta la inmensa Royal Suite, que con 16 metros cuadrados (la mitad del vagón) tienen hasta salón privado y un baño estilo Victoria con bañera.

El último coche es un vagón observatorio, que permite disfrutar de los paisajes de sabanas, desiertos, montañas o planicies mientras se disfruta de un gin tonic o un exclusivo whisky.

RVR OuteniquaMountains HRes
El tren de Rovos Rail en su paso por las montañas Outeniqua.

Recorridos por los paisajes sudafricanos

Las comidas para los 72 privilegiados pasajeros son preparadas por chefs de los restaurantes sudafricanos más renombrados, y si bien durante el día basta con portar una vestimenta informal, la etiqueta en el coche comedor durante la cena es una obligación.

Además, se mantiene la clásica ceremonia del té de las cinco de la tarde, mientras horas más tarde se contempla como el sol se posa en estas tierras.

Hay varios recorridos ofrecidos por la compañía: el más breve es desde El Cabo a Pretoria, mientras que también hay trayectos que atraviesan Sudáfrica en diferentes direcciones, o el más largo de 14 días arrancando desde El Cabo y pasando por Botsuana, Zimbabue, Zambia y Tanzania, hasta llegar a su capital Dar es Salaam, frente al Índico.

RVR BedLady HRes
La suite más grande llega a los 16 metros cuadrados.

El trayecto más largo, de 28 días, atraviesa toda África y algunos tramos se hacen volando en viejos Douglas DC3 y DC 4

En ocasiones también se puede contratar un paquete de 28 días que desde El Cairo se va recorriendo África de norte a sur en hermosos aviones restaurados como Douglas DC3 y DC4, hasta llegar a las Cataratas Victoria para seguir el trayecto en tren hasta El Cabo.

 

Safaris fotográficos

En estos recorridos, el viaje se combina con diversos safaris fotográficos por diversas reservas (como las de Nambiti o Spioenkop), donde se pueden descubrir toda clase de ejemplares de la fauna africana. Incluso, se ofrece un programa para viajar y detenerse a jugar al golf en diversos campos de Sudáfrica.

A bordo de estos trenes no hay ni cine, ni radio ni televisión: la idea es descubrir los fascinantes paisajes sudafricanos en una reliquia ferroviaria que combina la pasión de viajar con la elegancia al estilo victoriano.

Rovos Rail
Rovos Rail
Rovos Rail
Rovos Rail
Rovos Rail
Rovos Rail
Rovos Rail
Rovos Rail