Acusan a una empresa de vender viajes a la Tomatina sin tener entradas

Acusan a una empresa de vender viajes a la Tomatina sin tener entradas

SpainTastic asegura que Tomatina.es no tiene tickets y Buñol estudia medidas legales

Javier Cavanilles

16/08/2013 - 19:26h

En la Tomatina de Buñol (Valencia) va a haber tomate. Imposible resistirse al chiste fácil tras conocerse que algunos de los que esperan disfrutar de la famosa batalla de solanáceas han comprado entradas que, probablemente, no existan. Así lo ha denunciado a 02B Santiago Raga, de SpainTastic, la organizadora oficial del evento en colaboración con el ayuntamiento de la localidad.

SpainTastic es la firma que ha puesto a la venta las 15.000 entradas para esta edición, la primera en la que hay que pagar por acudir. Raga acusa a la web Tomatina.es de estar vendiendo tickets sin tenerlos. “Nosotros hemos suministrado entradas a varios turoperatodores y está página no está entre ellos”, asegura Raga.


En el ayuntamiento de la localidad confirman esta preocupación. Según Rafael Pérez, teniente de alcalde y responsable de la organización del evento, “nuestros abogados ya están estudiando el caso porque si se produce algún incidente puede perjudicar a nuestra imagen”. Pérez también asegura que Tomatina.es no tiene entradas para vender y que las que había ya están agotadas.

Tomatina.es responde

En el consistorio también están teniendo en cuenta el problema que puede suponer que el próximo día 28 la llegada de varios autobuses y que, finalmente, no puedan acceder al pueblo. Sólo los que tengan la entrada-tasa de 10 euros podrán hacerlo.

Un portavoz de Tomatina.es aseguró a 02B que sí disponían de entradas y que las habían adquirido a un turoperador y no directamente a SpainTastic. "Tenemos entradas, pero es verdad que estamos intentanto conseguir más".

La web, que no es la oficial del evento, ofrece viajes desde 14 destinos diferentes. Algunas desde ciudades como Madrid, Málaga, Baracelona o Almería. Los precios varían desde 27 euros si el autobús sale de Valencia hasta 120 si es desde Málaga.

La oferta dos opciones: viaje y entrada, o el pack básico más camiseta, sangría y paella. Hay incluso un opción de superlujo para los que salgan desde Valencia que incluye hasta noche en un hotel de cuatro estrellas. Desde el consistorio ha avisado de los posibles problemas a través de las redes sociales e insisten en que han roto toda colaboración con la web.

¿Web oficial?


Uno de los aspectos que más ha molestado al ayuntamiento y a SpainTastic es la apariencia de web oficial de Tomatina.es. En primer lugar, el nombre induce a la confusión. Pero además utiliza el símbolo de la Agencia Valenciana de Turismo (un palmera de colores) en su cabecera. En google anuncia la venta de "official tickets".

Además, la página incluye vistosos links con Valencia Terra i Mar (la marca turística de la Diputación de Valencia), la web oficial de turismo de la Generalitat Valenciana, la de Turismo de España y Turismo Buñol. Da la sensación de que cuentan con el apoyo de estas instituciones aunque no lo digan explícitamente.

Según SpainTastic, “no son una agencia registrada”. La Agencia Valenciana de Turismo precisó que “no aparece registrada, ni en la modalidad de agencias de viaje ni de oferta complementaria. No obstante puede que el nombre oficial de la empresa sea otro”.

HappyErasmus salpicada

La polémica ha salpicado también a la firma HappyErasmus, especializada en ofrecer actividades de ocio a los extranjeros que viajan a Valencia en verano. “Nosotros no vendemos entradas, estamos intentando conseguirlas y si reunimos gente suficiente, organizaremos la excursión”.

De momento, lo único que han habilitado en un formulario en su web en el que se pueden apuntar los interesados. A ellos se les remite un correo con esta información, insistiendo en todos estos puntos. De momento, ni han puesto un precio para evitar confusiones.

Desde la firma explican que sí han recibido llamadas de empresas interesadas en venderles entradas, “pero en bloque, nunca menos de 200”. Sin embargo, de momento y ante la falta de garantías, están intentado conseguirlas del proveedor oficial.