Adiós Ámsterdam, hola Utrecht

Utrecht es también una bellísima ciudad de canales. Foto: Turismo de Holanda.

Adiós Ámsterdam, hola Utrecht

Si estás pensando en un viaje a Ámsterdam, vente mejor a Utrecht

José Manuel Torres

Valencia

22/12/2019 - 16:30h

Situada en el centro de los Países Bajos se asienta Utrecht, una de las ciudades más animadas de Holanda por muchos motivos, pero esencialmente por su coqueto centro histórico, sus museos, su ambiente juvenil y cosmopolita, su moderna arquitectura y, sobre todo, por el Oudegracht, su favorecido gran canal navegable que confiere a la ciudad un encanto excepcional.

De hecho, no se entiende que la gran mayoría de viajeros que ponen Holanda en su radar visiten exclusivamente Ámsterdam. Sobre todo, porque existe Utrecht.

El primer contacto con Utrecht puede -incluso debe- ser un paseo en barco por sus canales

[Para leer más: Bienvenido a Eindhoven, la ciudad más cool de Europa]

Los canales más bonitos de Europa

Para conocer Utrecht, lo mejor es comenzar dando un agradable paseo en barco por sus canales. Para evitar el frío, basta decantarse por alguno de los barcos con toldo, calefacción y guía turístico -por ejemplo de la naviera Schuttevaer- que diariamente parten desde el muelle de Viestraat Long. La excursión dura poco más de una hora y nos permitirá observar desde un ángulo diferente y excepcional la belleza de los edificios históricos y los preciosos canales.

La encantadora beldad de Utrecht se aprecia mejor surcando sus canales. Foto: Jurjen Drenth

La belleza de Utrecht se aprecia mejor surcando sus canales. Foto: Jurjen Drenth.

De vuelta, y ya sea a pie o en bicicleta, pues todo el mundo la utiliza en Utrecht, estas son algunas de las paradas más recomendables.

La Catedral y La Plaza Dom

Con sus 112 metros, la Torre Dom es la más alta de los Países Bajos, por lo que proporciona magníficas vistas. Su situación es muy curiosa, pues en 1674, la nave de la catedral se vino abajo por culpa de un violento tornado y separó la Torre Dom de la iglesia, dando lugar a la actual Plaza Dom, en cuya ubicación se descubrieron siglos después los cimientos romanos de Utrecht.

De hecho, hay tour turístico por debajo de la plaza en la que se observan los antiguos restos romanos, así como los de la primitiva catedral románica.

La torre Dom es visible desde cualquier punto de Utrecht. Foto: Ramon Mosterd

La torre Dom es visible desde cualquier punto de Utrecht. Foto: Ramon Mosterd.

Algunos edificios históricos

Hay que caminar hasta Korte Nieuwstraat, otra visita obligada en el centro de Utrecht, para observar De Rechtbank, el antiguo palacio de justicia de la ciudad, ahora un gran hotel y restaurante adorado por los lugareños.

Luego se puede visitar Het Utrechts Archief, el edificio del archivo, para obtener más información sobre Utrecht y, de paso, admirar las viejas fotos  de la urbe que se exponen en su interior.

En el 99 de Oudegracht se halla Oudaen, una casa medieval fortificada. Fue construida alrededor de 1276 y representa la prosperidad de una época en la que Utrecht fue la ciudad comercial más importante de los Países Bajos. Hoy en día alberga el restaurante Oudaen, uno de los más concurridos de la ciudad, probablemente porque elaboran su propia cerveza y es un agradable punto de reunión para propios y extraños.

De Rechtbank, el que fuera el palacio de justicia de la ciudad, es hoy un hotel con un restaurante que adoran los habitantes de Utrecht

Como punto de modernidad arquitectónica, la moderna villa Rietveld Schröderhuis, construida en 1924 por el arquitecto holandés Gerrit Rietveld, es un icono de la ciudad y buena muestra de las vanguardias artísticas de la Europa de los años veinte del siglo XX. Fue incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco en el año 2000.

Vista del moderno y nuevo ayuntamiento de Utrecht. Foto: Ramon Mosterd

Vista del moderno y nuevo ayuntamiento de Utrecht. Foto Ramon Mosterd.

También hay que ver el innovador ayuntamiento en forma de U, diseñado por Kraaijvander Architecten y construido al lado del vestíbulo y por encima de la nueva estación de tren, la más grande de Holanda. Es un singular paisaje arquitectónico por su diseño estructural, por su perfil de acero, y por su complicada ubicación vertical.

Dos museos a tener en cuenta

Hay varios museos interesantes en Utrecht pero, si hubiera que elegir dos, estos serían el Centraal Museum y el Mondriaanhuis. El primero posee una extensa colección de arte antiguo y moderno, además de cuadros de Jan van Scorel y Abraham Bloemaert.

Por su parte, el Mondriaanhuis muestra la casa natal del artista Piet Mondriaan (1872-1944), fundador del Neoplasticismo. Vivió aquí con su familia desde 1872 hasta 1880. El actual museo cuenta con una exposición permanente sobre su vida y su obra, así como una réplica a gran escala de su famoso estudio de París.

El Centraal Museum es una de las pinacotecas más importantes de Utrecht. Foto Bert Muller Centraal Museum

El Centraal Museum es una de las pinacotecas más importantes de Utrecht. Foto: Bert Muller | Centraal Museum.

El Oudegracht

El principal canal fluvial de Utrecht es el Oudegracht, construido en el siglo XII para cambiar el curso del río Oude Rijn y convertirlo en el puerto comercial más importante de los Países Bajos.

El centro de la ciudad se construyó en dos alturas sobre este canal, lo que da a Utrecht un aspecto único por sus muelles y bodegas edificados a ras del agua. Hoy los canales y astilleros albergan tiendas, restaurantes y residencias privadas.

Cuando el clima es benigno, es encantador tomar una copa, leer o, simplemente, ver pasar los barcos tranquilamente sentados en algunas de sus terrazas.

En esta zona encontraremos varios locales de moda, entre ellos el Vinvin, un bar de vinos muy alegre y acogedor donde se puede degustar, entre otros platos, la excelente charcutería de Holanda; el Café Orloff (Donkere Gaard 8) siempre lleno de universitarios; y el De Jans Bar (Janskerkhof 22), un local de copas muy marchoso donde también se puede comer, tomar una cerveza o un buen vino y donde, por las noches, sobre todo durante el fin de semana, se da cita la gente más guapa de Utrecht.

La vida de los habitantes de Utrecht gira alrededor de sus canales.Foto Jurjen Drenth

La vida de los habitantes de Utrecht gira alrededor de sus canales. Foto: Jurjen Drenth.

De compras

Hay varios mercados callejeros en la ciudad. Los más atractivos son el Lapjesmarkt, el mercado textil de mayor tamaño y más antiguo de Holanda (cuenta con más de 400 años) y Bloemenmarkt, el mercado de las flores donde diariamente se venden los famosos tulipanes holandeses, entre decenas de otras variedades.

Por otra parte, junto a la estación central de trenes se encuentra Hoog Catharijne, uno de los centros comerciales más grandes de los Países Bajos. A muy pocos minutos está Twijnstraat, la calle comercial más antigua de la ciudad, con tiendas de diseño, moda y productos gourmet.

En esta ajetreada vía se halla Kazerij Stalonhoef, donde los entusiastas de los quesos podrán vivir una especie de trance láctico con la innumerable cantidad de maravillosos quesos holandeses de todo tipo que se exponen en sus estanterías.

Los quesos holandeses son uno de los principales alicientes gastronómicos de Utrecht

Los quesos holandeses son uno de los principales alicientes gastronómicos de Utrecht. 

Trajectum Lumen

Nadie debería abandonar Utrecht sin conocer una de sus propuestas más fascinantes: el Trajectum Lumen. Trajectum era el nombre del antiguo castrum romano de la ciudad y en el espacio que ocupaba, que coincide con el actual centro histórico de la urbe, se vive una experiencia única que se realiza al caer el sol y antes de la medianoche. Puentes, torres, edificios, plazas, y hasta un túnel, se iluminan con colores que van cambiando constantemente, produciendo todo tipo de efectos visuales ópticos.

Este proyecto fue desarrollado en 2010 por estudiantes de la prestigiosa HKU University of the Arts de Utrecht y su resultado es sencillamente espectacular.

Algunos monumentos de Utrecht son iluminados por las noches en el espectáculo visual Trajectum Lumen. Foto Anne Hamers

Algunos monumentos de Utrecht son iluminados por las noches en el espectáculo visual Trajectum Lumen. Foto: Anne Hamers.

Hasta 15 bellos lugares de la ciudad estratégicamente iluminados pueden verse en una mágica ruta nocturna que rinde homenaje a la rica historia de una ciudad que, sin duda alguna, nada tiene que envidiar a Ámsterdam.