'Al fresco dining': Londres saca sus restaurantes a la calle

Covent Garden será una de las áreas que verán más restaurantes con servicio en la calle. Foto: Simon Winnall | VisitBritain.

'Al fresco dining': Londres saca sus restaurantes a la calle

Los restaurantes del West End transforman las calles en un gigantesco comedor al aire libre para celebrar la reapertura el próximo 4 de julio

Mar Nuevo

Madrid

24/06/2020 - 18:59h

Oxford Street, el Soho, Chinatown, Covent Garden, Soho, Mayfair, Paddington… El West End de Londres es el centro del centro, un fascinante lugar que alberga hasta 3.000 restaurantes, pubs y bares, más de 2.000 tiendas, 40 teatros, 30 museos y galerías y siete parques y, de nuevo, el lugar más deseado con el fin de la cuarentena.

Si el 23 de marzo el primer ministro británico, Boris Johnson, anunciaba el confinamiento de la población para contener la pandemia de coronavirus ayer, justo tres meses después, daba luz verde a la desescalada, que se producirá a partir del 4 de julio y que significará la vuelta del ocio a Inglaterra (las otras regiones británicas aplican sus propias medidas y no avanzan tanto en la desescalada, a excepción de Irlanda del Norte, que reabrirá el 3 de julio).

Para permitir la reapertura de bares, pubs y restaurantes, el West End cerrará al tráfico calles enteras y permitirá ocupar el espacio de aceras y carretera, así como azoteas y terrazas de los locales

[Para leer más: De compras por el exclusivo barrio londinense de Knightsbridge]

'Al fresco dining'

Confirmada la desescalada, pubs, restaurantes y bares trabajan a contrarreloj para volver a recibir clientes que encontrarán, precisamente en la zona del West End, una gigantesca zona de restauración al aire libre de “estilo continental” o, como la llaman los británicos, al fresco dining, con calles peatonalizadas y mesas ocupando el espacio antes reservado a los vehículos.

Las calles del Soho tambien se poblarán de mesas y sillas. Foto VisitBritain Simon Winnall

Las calles del Soho tambien se poblarán de mesas y sillas. Foto: Simon Winnall | VisitBritain.

Docenas de locales en calles en Covent Garden, el Soho, Mayfair, Oxford Circus o Marylebone atenderán a sus clientes en las aceras e, incluso, en la carretera, según un plan diseñado por el ayuntamiento de Westminster que busca evitar la quiebra de cientos de establecimientos.

En los casos de calles cerradas al tráfico, el horario se establece de 11.00 a 23.00 horas en la zona de Covent Garden y de 17.00 a 23.00 horas en el Soho de lunes a viernes y de 11.00 a 23.00 horas los sábados.

Un metro de distancia social

Presentado la semana pasada, el plan vence incluso las reticencias de algunos restauradores que consideraban que la norma que exige dos metros de separación entre mesas hacia inviable la reapertura. Según confirmó Johnson ayer, se revisa el distanciamiento físico para reducirlo de dos a “no menos de un metro”.

Entre las medidas, se permitirá a los locales convertir aparcamientos en comedores al aire libre sin necesidad de permisos o licencias adicionales -trámites que actualmente implican meses de gestiones-, así como emplear azoteas y terrazas.

Por supuesto, habrá que cumplir medidas de higiene y distanciamiento social; por ejemplo, los comensales solo podrán acceder al interior de los establecimientos para usar el baño.

Gracias a este espacio adicional que ganará el West End se espera que muchas de las 3.700 instalaciones contabilizadas puedan volver a abrir con éxito después de la cuarentena, según informa Evening Standard.

La medida estará vigente todo el verano y podría trasladarse a otras ciudades del Reino Unido como Manchester, Liverpool y Brimingham.

El West End es el Londres más animado y excitante. Foto Visit Britain

El West End es el Londres más animado y excitante. Foto: Visit Britain.

Un distrito “único en el mundo”

Para la líder del consejo de la ciudad de Westminster, Rachael Robathan, “El West End, en particular, es distrito mundial único y estoy segura de que podemos darle […] un brillo continental que los visitantes, residentes y clientes habituales disfrutarán”.

 

 

Entre los restaurantes que ya han confirmado su reapertura a principios de julio se cuentan Core by Clare Smyth en Notting Hill, Hush en Mayfair, Padella en sus ubicaciones de Shoreditch y Borough Market, con 40 asientos adicionales, y Frenchie y The Ivy, en Covent Garden.

Otros como Café Murano y Murano, de la chef con estrella Michelin Angela Hartnett, abrirán unas semanas más tarde, a mediados de julio.

Entre las medidas que se exigirán a los restaurantes se cuentan la implantación de sistemas de reservas y apps para evitar las colas y los servicios de pago sin contacto

La medida, sin embargo, llega tarde para restaurantes como el famoso Le Caprice, en St James Street, inaugurado en 1947 y predilecto desde entonces de muchas celebrities de Mick Jagger a Elizabeth Taylor pasando por Lady Di, y The Ledbury, en Notting Hill, que anunciaron el cierre total (aunque el primero deja abierta la puerta a buscar otro emplazamiento en la ciudad). Otros como Pied à Terre, con una estrella Michelin, que se había mostrado especialmente preocupado con la regla de 2 metros de distanciamiento entre mesas, valoran positivamente la iniciativa de trasladar comidas y cenas al aire libre.

Más avances en la desescalada

Jonhson también especificó ayer algunas de las medidas que regirán la ‘nueva normalidad’ para bares, pubs y restaurantes, una lista con 174 recomendaciones según Evening Standard. Entre ellas se incluye servir condimentos en recipientes desechables, evitar las colas mediante aplicaciones de reserva previa o implantar servicios de pago sin contacto. Y un aviso: quien ocupe mesas al aire libre no podrá refugiarse en el interior de los establecimientos aunque llueva.

Además de bares y restaurantes, a partir del próximo 4 de julio podrán abrir también otros negocios como peluquerías y hoteles. Centros de venta de automóviles y jardinería, por desarrollar su actividad al aire libre, ya están abiertos. También se permitirán las reuniones de familiares y amigos dentro de las casas.

Discotecas, gimnasios y piscinas permanecerán cerradas por el momento. Además, y con una cifra de 42.647 fallecidos por la Covid-19, el primer ministro recordó que las medidas pueden ser revertidas si hay nuevos brotes y recordó que el país debe permanecer “vigilante”.