Alaska: el autobús de ‘Into the Wild’ vuela a un sitio más seguro

El autobús es retirado por un helicóptero militar. Foto: EFE

Alaska: el autobús de ‘Into the Wild’ vuela a un sitio más seguro

El autobús donde sobrevivió Chris McCandless se había convertido en un peligroso punto de peregrinaje, y las autoridades decidieron moverlo en helicóptero

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

22/06/2020 - 11:41h

El destartalado autobús que había servido de refugio a Chris McCandless, el joven que se había lanzado a recorrer la naturaleza salvaje de Alaska, fue llevado en un helicóptero militar a un lugar seguro para evitar nuevos casos de turistas que mueren o que deben ser rescatados en los bosques del estado norteamericano.

El viejo vehículo donde vivió durante casi cuatro meses, abandonado en medio de los bosques, se había convertido en una improvisada meca de peregrinaje de personas fascinadas con la historia que Jon Krakauer escribió en 1996 bajo el título de Into the Wild (Hacia rutas salvajes), y que una década después el éxito editorial se popularizó todavía más con la película del mismo nombre, dirigida por Sean Penn.

 


Tráiler de la película ‘Hacia rutas salvajes’

El sueño del viaje a la libertad

McCandless era un brillante universitario que decidió cortar lazos con su familia y amistades, donó sus ahorros a la ONG Oxfam y se fue a recorrer la extensa geografía de EEUU. Se sabe que cruzó a México y luego volvió sobre sus pasos, hasta que su coche fue arrastrado por una inundación en el Lago Mead, cerca de Las Vegas.

El autobús donde sobrevivió durante casi cuatro meses en 1992 fue levantado en un helicóptero militar entre los pinos de Alaska y trasladado a un lugar desconocido

El joven siguió adelante con su cruce por Norteamérica y llegó hasta Alaska en el verano de 1992. En su viaje utópico soñaba con sobrevivir en la naturaleza y encontró refugio en un autobús abandonado junto al río Teklanika, en el Parque Nacional Denali, a unos 40 kilómetros al oeste del pueblo de Healy.

[Para leer más: El tren ideal para atrapar los paisajes salvajes de Alaska]

Ese vehículo, un International Harvester K-5, había sido comprado en los años ‘40 para el transporte interurbano en la comunidad de Fairbanks, y luego fue usado como refugio por los obreros de la empresa Yutan Construction Company mientras construían una carretera por la taiga en 1960.

 

 

Un hogar improvisado

Abandonado cuando terminaron los trabajos, McCandless encontró al vehículo y lo adaptó como hogar. Allí llegó cargando solo 4,5 kilos de arroz, un rifle calibre .22, municiones, una cámara y varios libros, entre ellos una guía de plantas comestibles de Alaska.

Cuando el joven comprobó que la vida en la naturaleza de Alaska era muy dura intentó regresar a la civilización, pero una tormenta de nieve bloqueó los caminos y no tuvo más remedio que volver al improvisado refugio.

La muerte de una excursionista en julio colmó la paciencia de las autoridades y decidieron quitar al autobús del bosque de Alaska para evitar nuevos accidentes

En su diario fue describiendo su degradación física y mental, la pérdida de peso y el consumo de hongos. Tras sobrevivir 113 días en el paraje remoto murió posiblemente intoxicado. Su cuerpo fue hallado tres semanas después por dos cazadores de alces.

Los riesgos de explorar la naturaleza desconocida

El éxito de la novela y de la película llevaron a miles de personas a seguir los pasos de McCandless, pero muchas veces la dureza del clima y la geografía de Alaska atentan contra los planes.

Into the wild bus

Miles de personas llegaron al Parque Nacional Denali, en Alaska, para encontrar al mítico bus. Foto: Gabriel Traveler 

Según el Departamento de Recursos Naturales entre 2009 y 2017hubo que emprender 15 misiones de rescate. La última fue en febrero pasado, en pleno invierno, cuando el cuerpo de Alaska State Troppers encontró a cinco senderistas extraviados, de los que uno sufría un grave cuadro de hipotermia.

[Para leer más: Entre la historia y el morbo: ¿por qué nos atrae el tanatoturismo?]

También se registraron tres muertes, en 2010, 2019 y la última en julio, cuando una mujer de Bielorrusia fue arrastrada por el río Teklanika cuando trataba de llegar al mítico autobús.

Para los residentes de Healy y las comunas cercanas ya fue demasiado. Y la Guarda Nacional decidió trasladar al autobús de los bosques.

El traslado del autobús

Para ello lo engancharon a un helicóptero CH-47 Chinook, y tras volar varios minutos por sobre los pinos, llegó hasta un remolque en la carretera, que lo trasladó “a un lugar seguro” pero cuya ubicación no fue revelada, informó el Departamento de Recursos Naturales.

Allí se encontró un maletín con objetos personales de McCandless, que fue entregado a su familia.

Todavía no se sabe dónde se colocará al “autobús mágico”, como lo llamaba el joven de Into the Wild, pero la idea es que esté en un sitio que pueda ser visitado y sin riesgos para la seguridad de los visitantes.