Albania tendrá el primer barrio diseñado contra la Covid-19

Tirana Riverside. Imagen Stefano Boeri Architetti

Albania tendrá el primer barrio diseñado contra la Covid-19

El arquitecto Stefano Boeri, famoso por sus bosques verticales, proyecta un barrio en Tirana ideado para hacer frente a emergencias pandémicas

Mar Nuevo

Madrid

03/06/2020 - 18:04h

Si de algo sirven las crisis como la ocasionada a nivel mundial por la Covid-19 es para despertar conciencias. Hace falta un cambio de perspectiva. Y no solo acerca de cómo respondemos a situaciones como una epidemia. Sino también sobre cómo nos relacionamos con la naturaleza y con los espacios que habitamos.

En este sentido, arquitectos y urbanistas planifican ya un futuro que tendrá a las ciudades, donde habitará casi dos tercios de la población mundial en 2050 según estimaciones de la ONU, como principales protagonistas.

Aunque muchos proyectos trabajaban ya en las grandes urbes del mañana y, sobre todo, cómo hacerlas más habitables y sostenibles, con propuestas que van desde las ciudades verticales a los rascacielos de madera, el cambio climático y la pandemia de Covid-19, que ha puesto de manifiesto la vulnerabilidad de nuestras sociedades, ponen el asunto sobre la mesa de nuevo. Y ahora de forma aún más acuciante.

Diseñado para 12.000 residentes y con 29 hectáreas, el barrio tendrá espacios para trabajar, comprar, hacer deporte y tener ocio, pero también estudiar y resolver trámites administrativos. Todo, a escala humana

[Para leer más: El hombre que convierte los rascacielos en bosques verticales]

Tirana Riverside

En este contexto se enmarca Tirana Riverside, el último proyecto del estudio italiano Stefano Boeri -ideólogo, entre otros, de los bosques verticales y las ciudades ecosostenibles- en colaboración con el estudio albanés Son-Group. Se trata de un distrito completo en la capital de Albania que urbanizará una zona de 29 hectáreas y acogerá a 12.000 personas.

Accesible y autosuficiente desde el punto de vista de la energía limpia pero también agua, alimentos y servicios públicos, Tirana Riverside también incorporará todas las tecnologías de una ciudad inteligente (smart cities) y será capaz de garantizar la seguridad y la salud frente a emergencias sísmicas o pandémicas.

RIVERSIDE Tirana Credits Stefano Boeri Architetti 4

Autosuficiente y ecosostenible, el barrio acogerá a 12.000 residentes. Imagen: Stefano Boeri Architetti.

“Este es el primer vecindario en Europa diseñado de acuerdo con el gobierno y las autoridades de la ciudad capaz de responder a las nuevas necesidades de la fase de pandemia posterior a la Covid-19, así como cumplir con todos los requisitos de sostenibilidad requeridos por la crisis climática actual”, explican desde el estudio de Boeri.

Al norte de la ciudad y próximo al río Tirana, este nuevo vecindario de propiedad pública se desarrolla a lo largo de una columna central verde e innovadora con espacios para moverse y practicar deportes y accesos a los edificios, oficinas, comercios y espacios recreativos.

Los servicios públicos se distribuyen, según el plan, en torno a tres ubicaciones centrales dispuestas a distancias que se cubren fácilmente caminando (el objetivo es hacer un distrito cero emisiones) y que contienen todos los servicios esenciales para los ciudadanos, desde la escuela a la universidad, pasando por servicios administrativos.

Este aspecto que, según los arquitectos, favorece la “resiliencia al coronavirus” en tanto en cuanto “debemos considerar los umbrales entre la esfera privada y los flujos de la ciudad como la primera línea de prevención”, señalaron al medio especializado Dezeen.

En este sentido, un barrio donde se puede dormir, trabajar, comprar y hasta cultivar alimentos evitaría grandes flujos de trabajadores a otras zonas de la ciudad.

RIVERSIDE Tirana Credits Stefano Boeri Architetti 5

El barrio, de 29 hectáreas, tendrá espacio para jardines (también verticales y en las azoteas) y huertos. Imagen: Stefano Boeri Architetti.

Pensado en verde

La vegetación es un elemento central del proyecto y coloniza áreas comunes, superficies verticales y también tejados, que se convierten en espacios habitables capaces de albergar plantas pero también espacios de coworking, instalaciones deportivas o puentes peatonales. También acogerán paneles solares que permiten a cada edificio convertirse en una fuente de producción y almacenamiento de energía limpia.

“Los techos, bien conectados entre ellos, se convertirán en el equivalente en el futuro cercano de nuestros patios residenciales: lugares de intensa vida colectiva pero no pública, generosos pero no codificados, al aire libre pero no expuestos”, apunta el arquitecto.

El barrio cuenta también con un parque fluvial que favorecerá el aumento de la biodiversidad en el entorno urbano y se convertirá, según sus promotores, en hábitat de especies animales y vegetales.

RIVERSIDE Tirana Credits Stefano Boeri Architetti 3

Tirana Riverside. Imagen: Stefano Boeri Architetti.

La presencia verde es tan importante que el barrio acogerá el mismo número de habitantes que de árboles y plantas: 12.000, de alrededor de 100 especies nativas.

Las 15 hectáreas dedicadas a superficies verdes incluyen jardines comunes y huertos. Si se le suman los jardines verticales en las fachadas se alcanzarán las 18 hectáreas de manto verde.