Baleares reclama mano dura a Maroto contra la turismofobia

Los empresarios de Baleares expresaron su preocupación por los casos de turismofobia en las islas.

Baleares reclama mano dura a Maroto contra la turismofobia

Los empresarios y los hoteleros de Baleares reclamaron medidas a la ministra Reyes Maroto ante la aparición de nuevos casos de turismofobia

Con la llegada del verano y el incremento del movimiento de visitantes también se lanza la temporada anual de ataques contra objetos turísticos, encarados por pequeños grupos radicales y anti sistema. Los empresarios de Baleares advirtieron a la ministra Reyes Maroto de que los casos de turismofobia en las islas puede perjudicar gravemente al sector en la islas.

Maroto volvió a su comunidad de origen para mantener reuniones con empresarios del sector, quienes le expresaron su preocupación por estos hechos.

Nuevas acciones de turismofobia

Este sábado un grupo de la plataforma "Ciudad para quien la habita" llevó a cabo en el aeropuerto de Palma una protesta durante la cual exhibió una pancarta grande en la que se leía "Tourism kills Mallorca" (El turismo mata a Mallorca).

Mientras tanto, los visitantes que provenían del Reino Unido, Alemania, Francia o de diversos puntos de España pasaban al lado de los manifestantes con paso apresurado.

Días atrás, los frentes de varios hoteles en Palma aparecieron con pintadas que decían en inglés "El turismo mata la ciudad" y en catalán "Un hotel más, 100 vecinos menos" y "Hoteles fuera del barrio".

Los empresarios de Baleares exigieron más control y el uso de la policía para frenar los casos de turismofobia

A principios de la semana pasada, el grupo independentista Arran subió a un bus turístico en Palma donde colgó una pancarta que decía “Paremos la masificación turística en los Países Catalanes”, una acción realizada en simultáneo en Barcelona y Valencia, donde incluso abrieron botes de humo entre los pasajeros de estos transportes.

Los empresarios reclaman mano dura

La presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Planas, reclamó a Maroto que el Gobierno tome acciones antes de que las acciones contra objetivos turísticos se multipliquen y recrudezcan su intensidad.

"Creemos que nos puede hacer mucho daño a nuestras empresas y a nuestro sector turístico, que es el motor de nuestra economía", dijo la dirigente empresarial, que exigió "más control y más policía" para evitar este tipo de protestas.

Maroto quita hierro a las protestas

La titular de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FHEM), María Frontera, reconoció que estas acciones las realizan grupos minúsculos, pero que tienen “un alcance a nivel internacional que deberíamos cuidar".

Maroto trató de quitar hierro al impacto de los hechos de turismofobia, los cuales dijo que eran “casos muy puntuales” pero reconoció que despierta una preocupación entre el gobierno y las instituciones por sus repercusiones.

El turista busca seguridad en sus viajes, dijo, y estas acciones de rechazo al turismo hacen dudar a los visitantes internacionales sobre la conveniencia de llegar a España.