Alerta románticos: un faro alojará un nuevo hotel en Galicia

El faro de Corrubedo será el cuarto en España habilitado como hotel. Foto Ruta dos faros de Galicia.

Alerta románticos: un faro alojará un nuevo hotel en Galicia

El faro de Corrubedo (A Coruña) se transformará en un hotel de cuatro estrellas con 11 exclusivas habitaciones y un restaurante

Encargados durante siglos de alumbrar a los navegantes y vigilar, altivos, las costas, los faros desprenden un halo de romanticismo y magia. Historia, curiosidades y paisajes privilegiados en agrestes acantilados, grandes playas o recónditas calas rodean estas construcciones. A medida que algunas de ellas entran en desuso encuentran en el turismo una nueva vida.

En las cosas gallegas, que han hecho a sus linternas protagonistas de una ruta turística, el faro de Corrubedo (A Coruña) será el próximo en acoger a los viajeros que busquen un alojamiento original.

Original y premium, ya que el proyecto recién aprobado por el Gobierno central autoriza la remodelación de la antigua vivienda y otras dependencias en un hotel de cuatro estrellas que se suma a un exclusivo catálogo –solo otros tres cuentan con este tipo de permiso- en toda España.

El faro albergará un hotel de cuatro estrellas con once habitaciones dobles (nueve tipo premium y dos suites), así como un restaurante de dos tenedores con 48 plazas

Guía de barcos y de viajeros

El objetivo del proyecto, que se enmarca en el programa Faros de España, pasa por “potenciar el desarrollo de actividades sostenibles en los faros mediante servicios de calidad que garanticen su conservación”, señaló el Ministerio de Formento.

Faro de Corrubedo. Foto Ruta dos faros de Galicia.
El faro de Corrubedo albergará 11 habitaciones y un restaurante. Foto Ruta dos faros de Galicia.

Adscrito a las autoridades portuarias de Vilagarcía de Arousa e impulsado por la iniciativa privada, el faro albergará un hotel de cuatro estrellas con once habitaciones dobles (nueve tipo premium y dos suites), así como un restaurante de dos tenedores con 48 plazas.

Para ello se rehabilitará íntegramente el edificio -el faro entró en funcionamiento en 1854-, se restaurará la fachada y se acometerá una remodelación interior para habilitarla para uso hotelero.

El proyecto de remodelación tendrá un coste cercano al millón de euros

El coste del proyecto, que ocupará unos 867 metros cuadrados, será de cerca de un millón de euros y la concesión de 25 años, prorrogables otros cinco.

Accesible y sostenible

Seis de las habitaciones se ubicarán en el edificio de viviendas, de dos plantas, con tres habitaciones por piso y contará con una habitación accesible para personas con limitaciones de movimiento en la planta baja.

Las cinco habitaciones restantes se situarán en el espacio de la antigua sirena, de planta rectangular y un solo nivel.

Todo el complejo será accesible y tendrá caminos de madera que permitirán preservar la flora autóctona y facilitar los desplazamientos de las personas con movilidad reducida

Faro de Corrubedo. Turismo Galicia.
Faro de Corrubedo. Foto Turismo de Galicia.

Además, el actual garaje se reconvertirá en un salón y el almacén pasará a ser una cafetería-heladería que también contará con una terraza.

Todo el complejo será accesible y tendrá caminos de madera que permitirán preservar la flora autóctona y facilitar los desplazamientos de las personas con movilidad reducida.

El faro ofrecerá todo tipo de experiencias para descubrir el entorno, que van desde bicicletas de alquiler y rutas guiadas a la venta de productos gastronómicos locales

Una experiencia completa

Los espacios comunes de este nuevo complejo seguirán estando abiertos al público e incluirán puntos de información y servicios turísticos. Así, tanto los clientes alojados como los visitantes podrán alquilar bicicleta o reservar visitas guiadas por el entorno, además de adquirir productos locales.

Faro de Corrubedo sobre los acantilados. Foto Turismo de Galicia.
Faro de Corrubedo sobre los acantilados. Foto Turismo de Galicia.

La iniciativa, que podría abrir la puerta a otros establecimientos de este tipo en otros faros de la costa gallega –el de punta Insua, también adscrito a Vilagarcía de Arousa ya ha iniciado los trámites- contempla la contratación de una plantilla de once personas.