El Alto Danubio desvela los secretos del corazón de Europa

Un crucero sobre el Danubio a la altura de la ciudad alemana de Ratisbona.

El Alto Danubio desvela los secretos del corazón de Europa

Más allá de Budapest y Viena, los itinerarios del Alto Danubio presentan un recorrido diferente por puertos y pequeños pueblos centroeuropeos

Juan Santiago Castro

BARCELONA

05/02/2018 - 04:55h

El río Danubio ha sido el hilo conductor del comercio y la vida en el centro de Europa. Navegar por sus aguas rememora siglos de historia de pueblos y personas influyentes en el legado del continente. Diferentes empresas ofrecen diferentes recorridos por los puertos fluviales más interesantes de este curso fluvial.

A menudo el inicio o el final de un crucero por el río Danubio es la alemana Ratisbona, que ha sido designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por sus numerosos edificios que datan de la Edad Media. Una de las características más notables de esta ciudad es su catedral, una estructura gótica con sus agujas dobles, cuya estructura inferior recuerda en algunos aspectos a la de Notre Damme.

Algunas líneas de cruceros fluviales sobre el Danubio hacen escala en la ciudad alemana de Vilshofen. Aquí, los edificios de color pastel se alinean en las calles adoquinadas, lo que lo convierte en un excelente ejemplo del tipo de pueblos encantadores que el turista se puede encontrar a lo largo del curso del río.

A 130 kilómetros al sudoeste de Ratisbona está Passau en la frontera austríaca alemana. Los cruceros fluviales atracan justo a las afueras del casco antiguo de la ciudad, cuya pieza central es la catedral de San Esteban, con sus torres abovedadas de color turquesa.

Una histórica ciudad

La ciudad vieja de Passau está en una península que llega a un punto estrecho donde convergen tres ríos: el Danubio, el Inn y el Ilz, punto donde se puede ver incluso el color cambiante de los tres cauces de agua. Un lugar agradable para hacer una escala y disfrutar de una cerveza artesanal.

Passau
La ciudad de Passau donde confluyen los ríos Danubio, Eno e Ilz.

Ya al otro lado de la frontera con Austria, 80 kilómetros río abajo, se encuentra Linz. En esta ciudad las líneas de cruceros fluviales tienden a ofrecer dos excursiones por tierra. Una opción suele ser ir a la ciudad austríaca de Salzburgo, cuna de Mozart y el sitio donde se rodaron algunas escenas de la película ‘Sonrisas y lágrimas’.

Salzburgo es parada obligatoria para los fanáticos de la música clásica, además de ser una encantadora ciudad alpina.

La otra opción suele ser Cesky Krumlov en la República Checa, una ciudad amurallada rodeada por el río Moldava y vigiliada por un castillo del siglo XIII. Normalmente se incluye una visita guiada con la excursión y un crucero por el río checo más importante, y luego los pasajeros pueden explorar por su cuenta. Pequeñas y pintorescas tiendas, además de excelentes restaurantes acogerán a los turistas a cada paso por esta ciudad.

Cesky Krumlov
Centro histórico de Cesky Krumlov en un meandro del río Moldava. 

El valle de los vinos

Entre Linz y Viena, los pasajeros serán introducidos en el pintoresco Valle de Wachau, un paisaje que ha sido designado Patrimonio de la Humanidad por sus castillos y monasterios, pueblos y ciudades históricas y por colinas de viñedos, que producen cosechas de excelente calidad.

En esta región, varios cruceros suelen presentar a los pasajeros los vinos con degustaciones a bordo o fuera del barco. El valle de Wachau es también donde los pasajeros tienen la oportunidad de andar en bicicleta entre dos puertos de montaña, Melk (hogar de una abadía benedictina del siglo XI) y Durnstein (donde los pasajeros tienen la oportunidad de visitar las ruinas del castillo medieval).

Valle de Wachau viñedos
Viñedos en el Valle de Wachau. 

La pequeña gran ciudad

Pese a ser la capital de Eslovaquia, la mayoría de los cruceros no pasan mucho tiempo en Bratislava, que por lo general se puede descubrir en un recorrido de medio día. La “pequeña gran ciudad” como es conocida esta ciudad, tiene un casco antiguo central muy pintoresco.

La ciudad ofrece varias iglesias para visitar, entre ellas una pintoresca capilla de tono azul celeste, un castillo con una excelente vista de la ciudad, los jardines del Palacio Presidencial y la Torre de San Miguel en el centro, como atractivo principal.

bratislava igelsia azul
Iglesia de Santa Isabel de Bratislava, popularmente conocida como la Iglesia Azul. 

El Alto Danubio se ofrece como una excelente vía para los cruceros por río, y su fórmula para el éxito es que tiene una amplia gama de sitios y experiencias para disfrutar. Hay muchos otros itinerarios de cruceros fluviales en el mundo, pero el del Danubio sin duda está en lo más alto de los estándares.