Arabia Saudí emitirá sus primeras visas turísticas en 2018

Previendo no depender del petróleo en el futuro, Arabia Saudí apuesta por el turismo. Foto: Archivo

Arabia Saudí emitirá sus primeras visas turísticas en 2018

Con una inversión millonaria y el objetivo de atraer a 30 millones de turistas anualmente, Arabia Saudí le abrirá las puertas a los turistas en 2018

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

26/11/2017 - 19:01h

Arabia Saudí dará un gran paso para convertirse en un destino turístico en 2018, cuando empiece a emitir sus primeras visas turísticas, además de los permisos de ingreso para empresarios en viajes de negocios, peregrinos y quienes visiten a familiares en el país del Medio Oriente.

El país espera alcanzar unos 30 millones de visitantes anuales para 2030. En 2016, 18 millones de personas viajaron a Arabia Saudí, de las cuales la mayoría fueron peregrinos musulmanes que viajaron para visitar La Meca, la ciudad más importante del Islam.

La oficina de turismo invertirá unos 35.000 millones de libras de aquí a 2020, al mismo tiempo que las autoridades prevén reducir su dependencia del petróleo. El príncipe Sultan bin Salman, el ministro del Turismo, dijo en una entrevista con CNN que el propósito es atraer a personas que quieran experimentar "literalmente" el país y toda "su grandeza”.

Además de emitir visas turísticas, la nación tiene planes de convertir 50 islas del Mar Rojo en resorts de lujo y de construir una "ciudad del entretenimiento" que tendrá como musa (y potencial competidora) a Las Vegas.

Arabia Saudí le permite a las mujeres manejar coche en la vía pública desde hace dos meses

La apertura de Arabia Saudí al mundo del turismo también se alimenta de una transformación cultural en su población, que recientemente presenció el aval de las autoridades para que las mujeres puedan manejar coches en la vía pública.

No obstante, las mujeres todavía tienen muchas restricciones, la segregación por género permanece activa y la vestimenta musulmán es obligatoria. Además, algunas de sus ciudades son vulnerables a ataques terroristas y vecinos como Yemen y Iraq están en medio de una guerra civil y un intenso conflicto social, respectivamente.