Arran ataca buses turísticos en Barcelona y Valencia

Arran abrió botes de humo entre los pasajeros del bus turístico.

Arran ataca buses turísticos en Barcelona y Valencia

Militantes de Arran, organización vinculada a la CUP, abren botes de humo entre los pasajeros de los buses turísticos de Barcelona y Valencia

Arran prosigue con su campaña de ataques a objetivos turísticos. Esta vez el objetivo fueros dos bus turísticos, uno en Barcelona y otro en Valencia, en el que dos militantes protagonizaron acciones relámpago y desaparecieron del lugar.

A las 9:50 horas, dos militantes de Arran subieron al bus administrado por la compañía pública TMB, en Barcelona, y tras pagar sus billetes, subieron a la parte superior del vehículo.

A la altura del Puerto Olímpico, desplegaron una pancarta que decía “Detengamos la masificación turística en los Países Catalanes” y abrieron dos botes de humo en medio de la sorpresa de los pasajeros.

TMB denunciará

Los militantes estuvieron pocos minutos, los suficientes para que el humo se esparciera y pudieran sacar fotos para subir en sus redes sociales, y se retiraron del lugar.

El bus siguió con su recorrido, y los pasajeros no fueron desalojados.

Una hora después, un grupo de integrantes de Arran realizó una acción similar en un bus de Valencia: cuando el vehículo se encontraba a la altura del Paseo de la Alameda, lo detuvieron para colocar la pancarta y abrir los botes de humo.

valencia bus turistic
Los militantes de Arran también lanzaron botes de humo en un bus turístico de Valencia.

Arran anunció que este verano recrudecerán las acciones contra objetivos turísticos

TMB dijo de que está recabando información del suceso para denunciar los hechos, ya que aunque no hubo daños en el bus, "sí ha habido una afectación al pasaje y unas molestias en un servicio que contribuye a que la movilidad turística sea más ordenada y revierta en el sector público".

La kale borroka contra el turismo

Un año atrás, cuatro militantes de Arran –organización juvenil vinculada a la CUP- había pintado con aerosoles un bus turístico y pinchado sus neumáticos. Fue el punto de largada de una serie de acciones para protestar contra lo que consideran la masificación turística.

Le siguieron los pinchazos a bicicletas de alquiler para turistas, y este año, la primera acción fue encadenarse al dragón creado por Antoni Gaudí en la entrada al Park Güell, ni bien llegaban los primeros turistas.

Expansión en otros destinos

Las acciones de Arran fueron replicadas en otros destinos, por medio de pintadas contra turistas en Bilbao, Valencia, Mallorca e Ibiza, además de protestas con botes de humo y pegatinas en vehículos de alquiler.

Sus ataques despertaron una ola de protestas por parte de gobiernos locales y comunitarios, además de una amplia cobertura periodística en medios internacionales que advertían del riesgo que implica estas acciones.