Arranca la temporada de esquí con grandes expectativas para el sector

Arranca la temporada de esquí con grandes expectativas para el sector

Las estaciones esperan romper el estancamiento y alcanzar los 5 millones de visitantes

R. RODRÍGUEZ

01/12/2012 - 21:51h

Favorecidas por la climatología, las principales estaciones de montaña del Estado han inaugurado la temporada de esquí. Sierra Nevada abrió 11,5 kilómetros de pistas en Veleta y Borreguiles y Baqueira Beret habilitó 89 kilómetros esquiables con 60 pistas. Junto a ellas, también dieron por comenzada la temporada las estaciones catalanas de La Molina, el Vall de Núria, Espot, Port Ainé y Vallter2000; la aragonesa Valdelinares o la gallega Manzaneda.

El reto para el presente curso es superar los 4,5 millones de visitantes de la pasada temporada. Las previsiones son buenas. En la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem) esperan superar de nuevo la barrera de los 5 millones de esquiadores, una cifra alcanzable durante los últimos años, pero rebajada la última campaña a causa de “la escasez de nieve y la situación socioeconómica”, consideran en Atudem.

La buena climatología ha hecho recobrar el optimismo a las estaciones españolas. En Atudem consideran además que “el sector ha puesto en marcha una batería de iniciativas que facilitan el acceso a la experiencia del esquí a un amplio abanico de consumidores, con paquetes especiales para familias, jóvenes, singles y un largo etcétera de posibilidades”, lo que contribuirá al incremento de visitantes.

Romper el estancamiento

Con estos ingredientes el sector pretende volver a crecer a pesar de la coyuntura económica. Para ello, algunas de las estaciones pirenaicas han preparado paquetes de ofertas que permitirán a los viajeros esquiar por precios que rondan los 50 euros. Así lo planteó el presidente de la Asociación Catalana de Estaciones de Esquí y de Montaña (ACEM), Xavier Nolla, que espera alcanzar los dos millones en la jornada de invierno de Catalunya, lo que supondría un crecimiento de 0,3 millones.

En Atudem destacan este enfoque como fundamento del crecimiento. “Se han adaptado las tarifas a las ofertas de última hora y se han desarrollado packs con precios especiales para estancias cortas, unas medidas que se espera consoliden esa base de visitantes esperados”, informan.

A esto hay que añadir el convenio firmado por la entidad con Turespaña para promocionar el Estado como destino turístico que aúna sol y nieve. La estrategia es promocionar las estaciones españolas con campañas focalizadas en el mercado internacional, principalmente Francia y Portugal --por proximidad--, y Reino Unido y Rusia --los principales países exportadores de turismo hacia el España--.

Adaptación al mercado


Si el convenio con Turespaña es clave para el proceso de internacionalización que quieren emprender las estaciones de esquí, la situación económica también las ha obligado a hacer ajustes. Principalmente, una mejora de la eficiencia que se traduce principalmente en el ahorro energético. Junto a esta medida, Atudem también considera clave la renovación de las estrategias comerciales para adaptarlas a nuevas tendencias de consumo, fundamentalmente, mejorar las ofertas para estancias cortas y compras de última hora.

Aunque, concluyen, “confíamos en que la llegada de turistas extranjeros pueda compensar la desaceleración de la demanda nacional como consecuencia de la crisis, igual que el resto de sectores turísticos”.