Así es como Europa debería seducir al turista chino

El turismo en Francia ha crecido entre los turistas chinos en los últimos años

Así es como Europa debería seducir al turista chino

Los visitantes chinos son los que más gastan en sus visitas a Europa, y las principales plazas del continente quieren aprovechar su vertiginoso crecimiento

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

20/01/2018 - 04:55h

Alrededor de 129 millones de chinos viajaron por el mundo el año pasado, de los cuales una décima parte, unos 13,6 millones, pusieron rumbo a Europa. No son muchos, pero su crecimiento del 13,4% y que sean los visitantes que más gastan en sus viajes los convierten en el objeto de deseo de las principales ciudades europeas.

La Comisionada Europea de Industria y Mercado Interior, Elzbieta Bienkowska, tradujo en cifras la posible expansión de estos visitantes: un aumento del 10% implicaría ingresos por 1.000 millones de euros.

Hasta hace dos años los visitantes chinos tenían a Francia como destino casi exclusivo. Pero los atentados de París y Niza han desviado un flujo importante a Alemania. Italia es el tercer país más visitado y el que más ha crecido, y España logró atraer a 718.000 visitantes, un vertiginoso aumento del 283% respecto a los 187.000 que aterrizaron cinco años atrás.

Problemas a resolver en Europa

En el primer semestre de 2017 los chinos gastaron en Europa una media de 1.485 euros por persona. Los que viajaron solos se han dejado unos 1.607 euros, y los que lo hicieron en grupo (la modalidad en la que viajan la mayoría) unos 1.300 euros en promedio. Esto significa entre un 30% y un 50% más de la media de lo que gasta un turista europeo en sus viajes por el continente.

turistas chinos Barcelona
Barcelona es la ciudad española que más atrae a los turistas chinos. 

La falta de señal wifi y la imposibilidad de pagar con aplicaciones del móvil fastidia al turista chino.

Pero Europa necesita resolver varios problemas para mejorar las experiencia de los turistas chinos: uno es el idioma. Si bien cada vez más visitantes dominan el inglés, muchos turoperadores buscan con ansiedad traductores y guías que hablen mandarín o alguna de las otras lenguas chinas para recibir a los colectivos de este país.

Los turistas del gigante asiático suelen estar siempre conectados, y necesitan tener una red wifi a mano a cada instante. Su ausencia en restaurantes o la escasa cobertura en las ciudades más importantes ponen de mal humor a los visitantes.

turistas chinos
Son varios las tareas en las que debe trabajar Europa para atraer más turistas de China. 

El tema del pago merece un capítulo aparte: los chinos no están tan acostumbrados a pagar con tarjetas sino con el móvil, a través de aplicaciones que no son aceptadas en muchos hoteles, restaurantes y otros locales de Europa. Por lo tanto, se ven en la obligación de llevar grandes sumas en efectivo para realizar sus pagos.

Es por eso que diferentes compañías en Europa, como la italiana Welcome Chinese, trabajan para solucionar estos problemas en los establecimientos dedicados al turismo en el continente, con acciones como colocar carteles en mandarín que sean fácilmente comprendidos por quienes hablen solo ese idioma y no el inglés.