Baleares aplica mano dura contra el turismo de borrachera

Baleares busca frenar el turismo de borrachera. Foto: EFE

Baleares aplica mano dura contra el turismo de borrachera

El gobierno balear prohíbe la venta de alcohol por la noche y los tours por bares. También limita las fiestas en barcos y la moda de saltar entre balcones

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

17/01/2020 - 15:59h

El gobierno de las Islas Baleares se hartó del turismo de borrachera. Este viernes aprobó un decreto ley que aplica normas draconianas en el consumo de alcohol y la publicidad de actividades como los recorridos por bares o las fiestas en barcos.

Las medidas comenzarán a implementarse en Semana Santa, y por ahora comprenden las zonas de la Playa de Palma, Magaluf, el Arenal (en Mallorca) y el West End de Sant Antoni de Portmany (en Ibiza).

Nada de alcohol por la noche

Una de las medidas más tajantes es la prohibición de vender bebidas alcohólicas entre las 21:30 y las 8:00 horas; una hora y media antes que el límite que tiene el resto de España. Es más, los establecimientos “que vendan alcohol deberán permanecer cerrados” en ese horario.

[Para leer más: Magaluf opta por la mano dura ante el turismo de borrachera]

La Asociación de comerciantes y empresas de servicios turísticos de Mallorca (Acotur) expresó su apoyo a las medidas, pero alertó que algunos puntos como este límite horario es “exagerado y desproporcionado”, ya que obligará a cerrar la actividad total de los comercios turísticos de licorerías y supermercados.

El gobierno también veta la publicidad del consumo de alcohol en establecimientos turísticos, y promociones como las barras libres, los happy hour, los 2 x 1 y otras campañas.

Los comercios que vendan alcohol tienen que estar cerrados entre las 21:30 y las 8:00 horas

Tampoco podrán funcionar los dispensadores automáticos de bebidas con alcohol, ni exhibir botellas al público fuera del horario.

Freno a la degradación

Las medidas apuntan contra varias actividades del turismo de borrachera que llevaron a degradar la imagen de las Baleares. Por ejemplo, se prohíben los pubcrawling, que es la organización de grupos guiados por bares y clubes nocturnos.

Otras son las party boats, que son embarcaciones que navegan cerca de la costa mientras las bebidas fluyen en medio de la música. El decreto no las elimina pero sí prohíbe su publicidad en las zonas afectadas, y los operadores no podrán recoger ni regresar clientes a sus hoteles.

[Para leer más: Meliá se lanza contra el turismo hortera en Mallorca]

El govern suspende la concesión de nuevas licencias de esta actividad marina-etílica y se toma 24 meses para regular la actividad.

Faltas graves y muy graves

La práctica de saltar entre balcones (balconing) o desde las alturas arrojarse a la piscina también queda prohibida, que se caratula como ‘práctica peligrosa para la vida’. Quien lo realice se arriesga ser expulsado del establecimiento bajo la carátula de falta grave.

Las faltas más graves, como la venta de alcohol fuera de horario, tiene multas de hasta 600.000 euros

Las sanciones van desde los 1.000 a los 6.000 euros para las faltas leves, y hasta 60.000 para las graves. Pero las muy graves pueden llegar a los 600.000 euros. Estas son la venta de alcohol fuera de horario, ofrecer bebidas en promociones del tipo 2 x 1 o despachar bebidas a menores o mujeres embarazadas.

[Para leer más: Reino Unido advierte a sus turistas del peligro del 'balconing' en España]

El consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo Iago Negueruela dijo que la medida es pionera en Europa, y busca desterrar la imagen de degradación que se había producido en varios puntos de Mallorca e Ibiza.

Para verificar que la norma se cumpla se creó una comisión, formada por autoridades locales, y una subcomisión integrada por patronales, asociaciones empresariales y vecinales.