Bañuelos se atasca con Barcelona World: pide un retraso para comprar los terrenos

Bañuelos se atasca con Barcelona World: pide un retraso para comprar los terrenos

La Caixa concederá una prórroga hasta finales de año antes de negociar con otros inversores

Xavier Salvador

Barcelona

24/07/2014 - 20:53h

El impulsor de BCN World, Enrique Bañuelos

El promotor de Barcelona World y propietario de la sociedad Veremonte, Enrique Bañuelos, avanza con dificultades económicas en el proyecto que se situará al sur de Tarragona, junto al actual parque Port Aventura. Su compañía firmó un contrato con La Caixa y pagó un millón de euros para asegurarse un derecho preferente de compra de Mediterránea Beach & Golf Community, empresa filial del banco barcelonés y propietaria de los terrenos en los que se alzará el nuevo complejo.  

 
El contrato de dos años de duración vence el 30 de julio y Bañuelos no está en disposición de abonar los 377 millones
El contrato de dos años de duración vence el 30 de julio y Bañuelos no está en disposición de abonar los 377 millones de euros en los que se han tasado los activos de Mediterránea Beach & Golf Community. Veremonte ha pedido al banco que modifique las condiciones del pacto y alargue hasta el próximo 31 de diciembre la opción preferente de compra.

El grupo financiero aprobará un aplazamiento pero también modificará sus condiciones de adquisición, según ha podido contrastar este medio. Así, La Caixa permitirá el retraso mientras eleva el valor de Mediterránea Beach en virtud de unos coeficientes que tienen en consideración un tipo de interés y el incremento de la inflación durante el periodo del contrato. Bañuelos deberá satisfacer a finales de año alrededor de 390 millones. Su proyecto se ha encarecido en 13 millones por la imposibilidad de cumplir los acuerdos previstos en 2012.

La Caixa condicionó la venta de sus terrenos a que Bañuelos obtuviese los permisos pertinentes para sacar adelante el complejo Barcelona World. De hecho, estableció unas garantías que aseguraran el buen fin de la operación. Hasta la fecha, los promotores del proyecto han obtenido el visto bueno del Parlament de Catalunya a su iniciativa, así como una rebaja en el impuesto del juego para los casinos que se implanten en esa instalación.

Veremonte tiene pendiente de obtener las licencias urbanísticas que incrementen la edificabilidad prevista en la zona. Esos permisos pueden retrasarse más allá de final de año, aunque La Caixa aceptará la venta a la vista de la general aceptación del proyecto por parte de las instituciones implicadas en el mismo.  

 
Veremonte tiene pendiente de obtener las licencias urbanísticas que incrementen la edificabilidad prevista en la zona
Si Bañuelos no hubiera reunido el capital para sacar adelante su iniciativa, Mediterránea Beach tiene otros novios. Fuentes financieras consultadas señalan que otros grupos inversores se han acercado a La Caixa al objeto de interesarse por los terrenos adyacentes a Port Aventura. Mediterránea Beach & Golf Community está valorada en libros a 136 millones. La plusvalía latente que se embolsará La Caixa con la operación rondará los 250 millones de euros.

La sociedad propiedad del banco cuenta con tres campos de golf que ocupan una superficie de 130 hectáreas; además Mediterránea Beach posee dos casas club y cuenta con un club de playa que alberga un restaurante y siete piscinas con vistas al mar. Esta parte del complejo ya se encuentra plenamente operativa. Además, las 470 hectáreas de su propiedad permitirán edificar alrededor de seis millones de metros cuadrados, dos de los cuales se prevén como casinos y hoteles y los cuatro restantes promoción residencial.