Barcelona disimula la crisis hotelera ante el turismo corporativo

En la feria IBTM se esperan más de 15.500 asistentes.

Barcelona disimula la crisis hotelera ante el turismo corporativo

Turisme de Barcelona aprovecha la mayor feria de viajes de negocios del mundo para no perder posiciones frente a París y Madrid

El mercado de convenciones y eventos empresariales resiste en Barcelona. Esa es la imagen que se busca dar desde el ayuntamiento de la ciudad en la última edición de IBTM, la Feria Internacional de Incentivos, Viajes de Negocios y Reuniones más importante de mundo.

Esta es la 30ª edición de este evento y la 14ª vez que se realiza en Barcelona. Pese a que los hoteles de la ciudad han presenciado una bajada del 15% en las reservas y del 7% en las pernoctaciones, desde el Barcelona Convention Bureau afirmaron que no han presenciado ninguna cancelación de grandes congresos y eventos en estos últimos meses y para el 2018.

En el Barcelona Convention Bureau aseguran que el turismo corporativo crecerá en 2017

“Sí ha habido algún impacto en reuniones corporativas de empresas, que debido a sus pólizas internas de seguridad han decidido evitar un destino que pudiera tener una posible inestabilidad, aunque luego no sea así; y me han comentado que hubo algunas cancelaciones” en este rubro, dijo Christoph Tessmar, director del organismo, a Cerodosbé.

Tessmar recordó que en el 2016 hubo más de 600.000 asistentes a casi 2.000 eventos corporativos organizados en la ciudad, “y en el 2017 superaremos estos números”, aseguró.

Madrid toma impulso

Según ICCA (Asociación Internacional de Congresos y Convenciones), Barcelona es una de las cinco ciudades favoritas para organizar estos eventos, por detrás de París y Viena, y por delante de Berlín y Londres. En el séptimo lugar se encuentra Madrid, que indirectamente, ha sacado algún rédito de la crisis política catalana.

Según David Noack Pérez, director del Madrid Convention Bureau, “hubo algo del negocio que se derivó de Barcelona a Madrid”.

Noack dice que esta situación no se puede calificar de positiva “porque afecta a la imagen del país”, porque consideró que si un evento deja de organizarse en Barcelona “es posible que se vaya a Lisboa y la que pierde es España en su conjunto”.

Valencia, Sevilla y Bilbao también crecen la organización de eventos empresariales

El director del ente madrileño no aportó cifras de esta deriva a la capital española, que mantiene como sus principales mercados los países europeos, así como los latinoamericanos y EEUU. Tanto para Madrid como Barcelona la competencia de los países asiáticos todavía no tiene gran importancia, pero en la próxima década pueden ocupar un lugar a tener en cuenta.

La salud del turismo corporativo

Fuentes de Ovation Global DMC, una de las empresas organizadoras de eventos corporativos más importantes del mundo, confirmaron que “una parte importante del negocio se ha intensificado en Madrid”, aunque puntualizaron que esto no signifique un desequilibrio para Barcelona. Inclusive, ven un crecimiento de España en general con una mayor presencia de Valencia, Sevilla y Bilbao como ciudades emergentes.

Los mayores desafíos del sector MICE (acrónimo en inglés de Encuentros, Incentivos, Conferencias y Exhibiciones) a nivel mundial son enfrentar las crisis políticas y económicas de varios destinos, así como las turbulencias que presentan fenómenos como el terrorismo. Este sector tiende a la especialización, indicaron en Ovation, con una fuerte competencia a nivel de desarrollo digital.

La feria IBTM es un termómetro para medir la salud del sector: en los tres días que se desarrollará en Barcelona se presentan más de 3.000 expositores y será visitada por 15.500 profesionales del sector de 150 países; un 23% más que el 2016.