Barcelona: destino de riesgo

Barcelona: destino de riesgo

Embajadas en España de varios países advierten de atracos "por reventón" y en el Metro

Ignasi Jorro

Barcelona

26/10/2013 - 19:03h

Italia advierte a sus turistas del “riesgo de atraco” en la mayor parte del centro de Barcelona y otras zonas turísticas de la Ciudad Condal. El Consulado General del país transalpino señala la plaza Cataluña, las Ramblas o el Puerto como áreas con gran número de hurtos.

En particular, la legación diplomática alerta de “un notable aumento de robos a turistas en el Metro”. En este caso, el cuerpo consular recomienda “extremar las precauciones” en la estaciones más céntricas y con mayor flujo de pasajeros.

Los carteristas innovan

El Consolato Generale d’Italia explica con todo lujo de detalles los métodos que cacos y carteristas emplean para desplumar turistas.

El clásico tirón deja paso al robo de portátiles y bolsos a conductores que paran ante un semáforo en rojo. La oficina consular también menciona el uso del botón de emergencia en las escaleras mecánicas del Metro como distracción para sustraer carteras. “Se aprovechan del barullo tras el repentino parón para robar los viajeros”, explica.

Además, el consulado señala las recepciones de albergues y hostales como áreas en los que un despiste puede dejar a un huésped sin maletas.

Método del reventón

Con todo, una de las tácticas en auge para desvalijar incautos turistas en España es el “método del reventón”. Tanto es así que varias embajadas, incluyendo las de Francia, Reino Unido y la propia oficina del cónsul italiano en Barcelona, llaman a sus conductores a estar alerta en autopistas y carreteras.

Según el personal diplomático, bandas de cacos “seccionan el neumático de vehículos con matrícula extranjera para después advertirles del reventón cuando se detienen en un semáforo”. Después, “distraen a los pasajeros y les indican direcciones a las que ir para reparar su vehículo. Por detrás, un cómplice se lleva las pertenencias a la vista”.

Por su parte, la legación francesa aconseja “estar alerta de personas aparentemente bien intencionadas que se ofrecen a ayudarle a cambiar un neumático”.