Barcelona entierra el proyecto del hotel en el Palau de la Música

Frente del Palau de la Música, centro de la polémica por el saqueo de sus exdirectivos.

Barcelona entierra el proyecto del hotel en el Palau de la Música

El ayuntamiento de Barcelona anula definitivamente la recalificación que abría la puerta a construir un hotel junto al Palau de la Música

Equipo Cerodosbé

Barcelona

26/01/2018 - 13:45h

El proyecto de edificar un hotel junto al Palau de la Música, una idea impulsada por el expresidente de la institución, Fèlix Millet, ha quedado enterrada. El ayuntamiento de Barcelona ha derogado la modificación urbanística que permitía edificar un hotel junto al centro cultural, y así recupera la calificación de equipamientos de las fincas de las calles Sant Pere Més Alt y Amadeu Vives, en el Barrio Gótico de la ciudad.

Hace un par de semanas la alcaldesa Ada Colau había anticipado la intención de derogar la iniciativa urbanística antes de que se conozca la sentencia del caso Palau . En ella, el TSJC acreditó que Millet y su mano derecha Jordi Montull saquearon más de 23 millones de euros de las cuentas bancarias del Palau de la Música, así como de su fundación y de su consorcio.

“La pesadilla de Barcelona”

En el debate del pleno, la teniente de Ecología, Urbanismo y Movilidad Janet Sanz dijo que el trámite permite “deshacer el sueño de Fèlix Millet, que se convirtió en una pesadilla para la ciudad”. Además consideró que este es el cierre de un capítulo “de una parte del urbanismo barcelonés que tantas vergüenzas ha producido”, y calificó a la operación urbanística propuesta como “parte del saqueo del Palau de la Música”.

Una vez eliminada la autorización de construir un hotel, el ayuntamiento dijo que el objetivo es dotar a las fincas aledañas de un uso que sea acorde a las necesidades del distrito.

El 2009 el Ayuntamiento aprobó modificar el Plan Metropolitano General que otorgaba a estas fincas un uso hotelero. Pero tras explotar el caso Palau, la nueva dirección de la fundació de la entidad rechazó construir el hotel, por lo que se paró el proyecto; y en dos ocasiones --2010 y 2016-- el plenario del consistorio decidió revertir la situación y devolver a las fincas su calificación original.