"Barcelona no ha sido responsable con los cruceros. Habrá un límite"

"Barcelona no ha sido responsable con los cruceros. Habrá un límite"

Agustí Colom, concejal de Turismo, avisa que el exceso de buques de recreo "colapsa" la ciudad condal

Carles Huguet/Ignasi Jorro

Barcelona

25/07/2015 - 17:47h

El Allure of the Seas, el crucero más grande del mundo, en Barcelona

"Ha habido alegría y poca responsabilidad con el turismo de cruceros en Barcelona". Este es el análisis de Agustí Colom, nuevo concejal de Turismo en la capital catalana por delegación de la alcaldesa, Ada Colau. En una entrevista con 02B, el edil, un histórico activista de izquierdas de ICV, aboga por "ordenar el sector, que no es lo mismo que prohibir".

Los argumentos de Colom llegan poco después de conocerse que Carnival invertirá 30 millones de euros en su segunda terminal en Barcelona. En este escenario, Colom insiste en que el exceso de cruceros puede tener efectos negativos. "No lo decimos nosotros, lo dice la patronal de pymes Pimec: el gasto en destino de los cruceristas es muy reducido", subraya.

Y los datos de dispendio no compensan la retahíla de efectos negativos para la ciudad, dice. "Una llegada masiva de cruceros tiene externalidades: afecta a la mobilidad y tiene consecuencias medioambientales muy importantes sobre todo el territorio, no solo Barcelona. De hecho, son una de las principales fuentes de contaminación".

Estudio y consenso

Convencido de que hay que limitar el flujo de naves de recreo, Colom tiende la mano a todos los sectores. "No hay decisión tomada. Se estudiará la situación, cómo impactan realmente los cruceros en Barcelona. Cuando se tengan los datos de impacto sobre riqueza, ocupación, etc, habrá que coordinarse con la Generalitat y el Estado".

En este sentido, el también ex Síndico de Cuentas de Cataluña recuerda las menciones en la prensa extranjera. "Se ha publicado en medios internacionales de prestigio: los cruceros son uno de los factores de congestión turística más importantes".

Marina Port Vell

Con lo que respecta a la adjudicación de la Marina Port Vell, un lujoso puerto deportivo de yates cerca de Las Ramblas de Barcelona, Colom no se moja. "Sí, el programa de BComú abogaba por examinar la concesión. Pero hay que estudiar proyecto a proyecto y ver si tienen reversibilidad o no. Si están muy avanzados, puede ser negativo para la administración. Si es el caso de la citada dársena, el gobierno lo analizará"