Barcelona da marcha atrás con la ordenanza de las terrazas

Las terrazas de Barcelona deben tener al menos 1,50 metros para el paso peatonal.

Barcelona da marcha atrás con la ordenanza de las terrazas

El ayuntamiento y el Gremio de Restauración acuerdan flexibilizar la ubicación, medidas y características de las terrazas de la ciudad

Cerodosbé .

BARCELONA

05/12/2017 - 15:58h

El ayuntamiento de Barcelona firma la paz con el Gremio de Restauración, y acuerdan flexibilizar la actual ordenanza que regula la actividad de las terrazas de bares y restaurantes.

La alcaldesa Ada Colau indicó que con la actual normativa “era imposible su aplicación” por los puntos más rígidos y conflictivos que se habían aprobado en 2014.

En vez de mantener un mismo criterio de uso para toda la ciudad, la nueva ordenanza apunta a tener en cuenta las particularidades de cada barrio o zona donde se encuentre la terraza, y según el uso vecinal que se le de al espacio.

Cambios en la ubicación y medidas

Un punto que se ha flexibilizado es la ubicación de las sillas y mesas: hasta ahora sólo podía ser frente al local, pero ahora se contempla que se aparte unos metros o que aumente su longitud si es posible.

El horario de las terrazas seguirá igual, y se han flexibilizado la ubicación y sus medidas máximas

El uso del ancho total de la acera, que hasta ahora era del 50%, cambia por una distribución del espacio libre que puede oscilar entre el 40% y el 60%. Lo que sí será obligatorio es mantener una distancia libre de paso de 1,80 metros desde la fachada, que a lo sumo, puede reducirse a los 1,50 metros.

Para definir cuáles son las pautas especiales para cada zona, el ayuntamiento y el gremio acordaron crear la figura de Zonas de criterios territoriales, que precisarán las características de un territorio en concreto, y luego estarán las Zonas de excelencia, donde las terrazas tendrán que cumplir con estándares superiores de calidad.

Siguen las estufas y los mismos horarios

Las estufas de combustible seguirán activas, pero con menor potencia, y en el 2025 pasarán a retiro. Por otra parte, se prohíbe que las terrazas tengan autoservicio –un recurso muy utilizado por grandes franquicias de cafeterías- y los horarios seguirán iguales: desde las 08:00 horas hasta las 00:00 horas de lunes a jueves, y hasta la 01:00 los viernes, sábados, domingos y vigilias de festivos.

El acuerdo tiene la luz verde de todos los grupos municipales para su aprobación, aunque algunos partidos como Ciudadanos protestaron por el tiempo que se ha tardado en llegar a un acuerdo. "Si en una semana ha sido capaz de encontrar una solución, lo podría haber hecho hace mucho tiempo", dijo Carina Mejías, portavoz de la agrupación naranja.