Batalla por los impuestos de BCN World

Batalla por los impuestos de BCN World

Dos municipios pugnan por un pastel que podría alcanzar los seis millones al año

Gabriel Trindade

15/05/2013 - 02:00h

Durante 20 años, los municipios de Salou y Vilaseca (Tarragona) se han repartido el pastel que suponen los impuestos de Port Aventura. Ambas localidades han estado agrupadas todo ese tiempo en un consorcio que dividía las tasas a partes iguales pese a que el impacto que supone el parque de atracciones no lo era. Por eso, Salou se ha plantado ahora frente a la posibilidad de que la zona reciba al sustituto catalán de Eurovegas: BCN World.

Las dos ciudades, que juntas suman alrededor de 50.000 habitantes, se repartieron en el último año dos millones en impuestos de Port Aventura. Si el faraónico proyecto ideado por el empresario Enrique Bañuelos se lleva a cabo, esa cifra podría llegar hasta los seis millones, según estimaciones que circulan por el consistorio.

Consorcio prorrogado


Salou quiere abandonar el Consorcio Recreativo Turístico (CRT). De hecho, el ayuntamiento considera que ya no forma parte de él.

La figura se creó con una vigencia de dos décadas que caducó el año pasado. No obstante, la Generalitat de Catalunya (CiU) lo prorrogó de forma indefinida mediante la Ley Omnibus sin que los municipios tuvieran constancia de este movimiento pese a que los alcaldes de Salou y de Vilaseca son del mismo color político.

Negociación

La Generalitat ha decidido negociar. La semana pasada el ayuntamiento votó la última propuesta que el Govern había hecho llegar a sus manos. Ésta reflejaba una distribución de impuestos del 57% para Salou y el 43% para Vilaseca.

El pleno del consistorio votó a favor de la iniciativa aunque con un matiz importante: ese porcentaje tan sólo se debe aplicar a Port Aventura. A continuación, instaron a la Generalitat a ampliar la diferencia entre ambas localidades. “Es difícil calcular la repartición pero partimos de la base que Salou debe ingresar como mínimo el 70%”, afirman fuentes del PSC, en la oposición municipal.

Proyecto


Tras la propuesta, la pelota está en el tejado del gobierno autonómico, que deberá realizar una contrapropuesta para zanjar la polémica.

“Esta discusión no deja de ser curiosa ya que por ahora no se sabe nada del proyecto”, cuenta fuentes municipales. En este sentido, apuntan que hasta ahora los técnicos han recibido muy poco información sobre cómo será BCN World y que, por tanto, es difícil realizar una estimación certera.