Bélgica regala viajes en tren para catapultar el turismo

Por su trazado ferroviario, Bélgica es un destino perfecto para viajar en tren. Foto: Yeo Khee | Unsplash.

Bélgica regala viajes en tren para catapultar el turismo

El gobierno belga regala bonos de 10 viajes para recorrer el país en tren, además de cheques de 300 euros para gastar en bares, restaurantes y museos

Mar Nuevo

Madrid

16/06/2020 - 11:50h

Como en la práctica totalidad del mundo, la crisis del coronavirus ha paralizado el turismo en Bélgica, uno de los países, además, más afectados por la pandemia. A medida que las restricciones de movilidad se eliminan y, al igual que Japón o Francia, se propone impulsar el sector, en este caso regalando hasta diez viajes en tren a sus residentes para animarles a viajar.

Bélgica entró en la tercera fase de su desescalada el 8 de junio, lo que implica la apertura de todas sus empresas, por supuesto los hoteles, cafés y restaurantes, además de museos y otras atracciones.

Además de bonos de 10 viajes en tren se entregarán cheques con 300 euros para gastar en bares, restaurantes o museos, entre otros

[Para leer más: Verano en Europa: estos son los destinos a los que se podrá viajar]

Animar el turismo interno

Para animar la economía y el turismo interno tras casi tres meses de cierre, el gobierno aprobó un paquete de medidas entre las que destaca la entrega de un pase totalmente gratuito de 10 viajes en tren por todo el país. Válido de julio a diciembre, según Brussels Times, permitirá viajar a cualquier rincón del país. De hecho, ya existe un pase similar que puede adquirirse por los mayores de 26 años por un precio de 83 euros.

Además, los belgas que viajen en bicicleta podrán subirlas al tren totalmente gratis en una medida que une los estímulos de viajar y de hacerlo, además, en transporte público. El plan, eso sí, aún está pendiente de la aprobación de la compañía ferroviaria estatal SNCB, alertada por un posible repunte de casos derivado de un uso masivo de los trenes.

Brujas. Foto Elijah G. Unsplash

Desde el 8 de junio vuelven a navegar los barcos turísticos por los canales de Brujas. Foto: Elijah G. | Unsplash.

Cheques de 300 euros

Otra de las medidas estrella del plan es un cupón de 300 euros por residente para gastar en restaurantes, museos y teatros. Los cheques se entregarán en los centros de trabajo y serán deducibles de impuestos para las empresas.

Además, se reducirá al 6% el IVA en cafeterías y restaurantes para todo tipo de alimentos y bebidas sin alcohol -eso sí, se excluyen vino y cerveza, las que dejan mayores márgenes a estos establecimientos-.

Bélgica en fase 3

La fase 3 ha permitido levantar de nuevo las persianas en bares y restaurantes, con nuevos requisitos de distanciamiento social (mesas separadas por 1,5 m) y protocolos de higiene y seguridad.

Los barcos turísticos ya navegan por los canales de Brujas y los hoteles han comenzado a aceptar reservas.

A partir del 15 de junio, además de los residentes, también pueden viajar al país ciudadanos de otros países de la Unión Europea como Reino Unido, Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein.

[Para leer más: Se buscan viajeros: Cancún te paga el hotel y Chipre el médico]

Estímulos al turismo

Bélgica no está sola en los estímulos al turismo. Japón, por ejemplo, planifica destinar 11.500 millones de euros para pagar parte de los gastos de sus residentes que viajen dentro del país.

Francia también ha dado a conocer un ambicioso plan que incluye la movilización de 18.000 millones de euros para ayudar a las empresas del sector.

Otros como Italia y, en particular Sicilia, extienden sus ayudas a viajeros internacionales, en este caso subvencionando hasta la mitad de los vuelos y un tercio de las estancias en hoteles de sus visitantes extranjeros. También Cancún, que ofrece promociones de 2x1 en servicios como hoteles y alquiler de coches.

Más original, Nueva Zelanda ha propuesto una semana laboral de cuatro días para facilitar a sus residentes más tiempo de vacaciones, mientras que Suiza se suma a los que entregarán cheques a sus ciudadanos para gastar en establecimientos turísticos.

Otros como Chipre y Madeira tratan de vencer el miedo al coronavirus de sus visitantes facilitando test gratuitos de Covid-19 a la llegada a sus aeropuertos o, incluso, haciéndose cargo de los gastos médicos derivados de una posible infección.