Berlín homenajea a la libertad con un monumento que se balancea

La escultura cóncava de Berlín se moverá cuando al menos 20 personas se coloquen en un extremo. Foto Milla & Partner

Berlín homenajea a la libertad con un monumento que se balancea

El monumento dedicado a la reunificación alemana tiene una particularidad: si más de 20 personas se suben a la estructura esta comienza a moverse

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

03/06/2020 - 12:02h

Berlín cuenta con numerosos monumentos que recuerdan su dolorosa historia, como el dedicado a las víctimas del Holocausto. Pero ninguno le superará en originalidad como el que se empezó a construir en homenaje a los que lucharon contra el Muro y a favor de la reunificación.

El Monumento Nacional a la Libertad y la Unidad, ese es su nombre, será una plataforma convexa, como un cuenco alargado, que tendrá el detalle que consistirá en una estructura movediza: basta con que 20 personas se coloquen en un extremo de la figura que la plataforma comience a elevarse suavemente desde el punto contrario.

Monumento Berlin 3 Foto Milla & Partner

El monumento pretende ser más que una escultura contemplativa. Foto Milla & Partner

Un monumento para interactuar

El diseño del estudio Milla & Partner buscó que el monumento tuviera un componente de interacción social, que no quedase en una obra de arte contemplativa.

[Para leer más: Berlín, una buena apuesta]

Pero para que pueda moverse se necesitan los mismos ingredientes que crearon la revolución pacífica que derribó el Muro: comunicación, cooperación y decisión.

El monumento deja de ser estático cuando las personas asumen las mismas acciones que llevaron a la caída del Muro: comunicación, cooperación y decisión

“El monumento es una escultura social. Cobra vida cuando la gente se reúne, comunica y se moviliza junta. Es una invitación a la participación y una imagen de la democracia más auténtica”, explicaron en el estudio alemán.

Monumento Berlin 2 Foto Milla & Partner

La inscripción del interior es la misma que cantaban los manifestantes en 1989. Foto Milla & Partner

Un nuevo homenaje a la historia

La plataforma de 50 metros de largo, 5,72 de alto y una profundidad de 18 metros a lo largo de su eje lateral, ocupará un área total de 700 metros cuadrados.

Su diseño no fue sencillo: para probar el mecanismo cinético hubo que recrear una maqueta a escala real, donde se invitó a personas de todas las edades y dimensiones a que caminen, salten y corran por la estructura.

Al lado del monumento figurará la misma consigna que coreaban los manifestantes que impulsaron la caída del Muro en 1989

Su emplazamiento será en el sitio donde antes había una estatua ecuestre del káiser Guillermo I, que se salvó del bombardeo a Berlín pero que fue retirada por el régimen de la República Democrática de Alemania en 1949.

Hasta 1.400 personas podrán subirse

La máxima inclinación, de 1,5 metros, se logrará cuando 50 personas se agrupan en uno de los lados. En total el monumento tendrá una capacidad para que 1.400 hombres y mujeres puedan subirse.

[Para leer más: Berlín celebra los 30 años de la caída del muro de la vergüenza]

Acción monumento Berlin Foto Milla & Partner

Cuando 20 personas se agrupan a un lado el monumento se mueve. Foto Milla & Partner

Pero por más que algunos con ganas de diversión se pongan a saltar, una serie de mecanismos en su base regula el movimiento para que siempre sea suave.

La consigna del pueblo

En el interior, en letras doradas, figurará la expresión “Somos el pueblo, somos un solo pueblo”, que es la consigna que coreaban los manifestantes que el 9 de noviembre de 1989 cuando con martillos y mazas golpearon la estructura del Muro, hasta que su caída cambió la historia del mundo.