Berlín abre el museo que te traslada al futuro

El Futurium será un centro de exposiciones, un laboratorio de ideas y una plataforma de debate. Foto: Ulrich Rossman

Berlín abre el museo que te traslada al futuro

Berlín se prepara para abrir el sofisticado complejo Futurium, el primer museo del mundo dedicado a los proyectos del mañana

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/05/2019 - 16:07h

A Berlín le gusta jugar con las innovaciones. La ciudad presume de ser una de las más vanguardistas del mundo, y su nueva carta para validar estos galones es Futurium, una mezcla de laboratorio de ideas, sede de debates y sala de exposiciones sobre el mañana.

Si los museos suelen tratar sobre las conquistas, la arquitectura, la forma de vida y la cultura del ayer, el Futurium piensa tomar esos mismos tópicos pero de cara al futuro, planteando tres ejes principales: cuál será el devenir de las dimensiones humanas, de la naturaleza y la tecnología.

[Para leer más: Kreuzberg: el barrio creador de tendencias de Berlín]

Como describe su director Stefan Brandt, será “un acelerador de partículas para el pensamiento creativo”.

6961web
El nuevo museo tendrá entrada grauita por tres años. Foto: Futurium.

Robots guías

El complejo abrirá sus puertas el 5 de septiembre de este año. Actualmente sus autoridades están dando los últimos retoques a las salas, llenas de una tecnología de avanzada, multimedia e inmersiva, para plantear sus contenidos. Con decir que un robot oficiará de mayordomo para recibir a los visitantes.

Según su director el Futurim será “un acelerador de partículas para el pensamiento creativo”

El edificio que lo aloja es una estructura de 5.000 metros cuadrados divididos en tres niveles. En la superior se encontrará la Exposición del futuro, que propone dar respuestas a las preguntas que se hacen desde gobernadores hasta ciudadanos de a pie: “¿Cómo viviremos y trabajaremos dentro de diez años? ¿Cómo nos alimentaremos y qué formas de energía utilizaremos? ¿Cuáles son las consecuencias del progreso? ¿Hay un techo para el desarrollo tecnológico?”

futirum 2
El Futurium se encuentra en el distrito gubernamental. Foto: Futurium.

Allí se podrán ver robots humanoides, proyectos de rascacielos con terrazas verdes, el desarrollo de economías alternativas, y otras ideas que están en marcha o que se encuentra en fase embrionaria y que cambiarán la forma de vivir.

Laboratorio de ideas

La planta siguiente acogerá el Futurium Lab, una muestra interactiva donde está prohibido tener las manos quietas. En el lugar habrá impresoras 3D, cortadoras láser, y los visitantes podrán convertir sus ideas en objetos en pocos minutos.

En el Futurium Lab se podrán imprimir en 3D casi cualquier objeto que los visitantes tengan en su imaginación

También habrá degustaciones de alimentos que podrían ser parte de la dieta del mañana, como platillos elaborados con insectos.

3075 FUT Jan Windszus 07062018
La experimentación será constante en el nuevo centro. Foto: Futurium.

O los asistentes podrán participar de la creación de un software en un hackaton (encuentro de programadores). Y no hace falta tener conocimientos de informática para ser parte.

La planta baja será el espacio de debates, donde se organizarán conferencias, mesas redonda y talleres con diferentes expertos.

[Para leer más: Bauhaus: cien años del movimiento que cambió la arquitectura]

Para promover la participación de los visitantes el Futurium ofrecerá la entrada gratuita por tres años. “De esta manera este centro hace justicia a su nombre, porque más allá de la situación económica de cada uno, todos podemos participar del futuro”, dijo Brandt.

01163 Jan Windszus Futurium 09162017
Las instalaciones son de 5.000 metros cuadrados. Foto: Futurium.

Cambios en el distrito gubernamental

El edificio se encuentra en el distrito gubernamental, rodeado por la estación de trenes central de Berlín y el parlamento alemán. Su construcción implicó una inversión de 58 millones de euros.

Su arquitectura, Jan Musikowski, recordó que el lugar del emplazamiento estaba en una zona en un estado cercano al abandono. “Lo que encontramos aquí no era una ciudad, no era un paisaje, no era nada”, dijo.

Antes de la llegada del Futurium la zona comenzó un proceso de resurrección con la construcción del nuevo Ministerio de Educación e Investigación y la flamante sede de la consultora Pricewaterhouse Cooper.