Berlín, siempre tan cerca. Aunque sea virtualmente

Gracias a las nuevas tecnologías viajamos a Berlín sin salir de casa. Foto Felipe Simo-Unsplash

Berlín, siempre tan cerca. Aunque sea virtualmente

Berlín nos espera para cuando termine la crisis. Mientras tanto, descubrimos sus museos y paseamos por sus calles con estos libros, series y películas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

20/03/2020 - 18:06h

Volveremos a Berlín, claro que sí. Cuando se levanten las restricciones para viajar, regresaremos a sus grandes boulevares, sus abundantes parques, la vida alternativa de Mitte, la modernidad de Alexanderplatz y la oferta cultural de la Isla de los Museos.

Aunque estas semanas no podamos movernos de las casas, sí podemos revivir y descubrir nuevas gemas en la capital alemana, ya sea mediante tours virtuales y visitas online a centros culturales.

Además repasamos las principales series, películas y libros que nos ayudarán a mantener el deseo de ser berlinés. Y como corresponde a una ciudad tan cosmopolita, esta noche ya nos espera la primera jornada de discotecas.

[Para leer más: Planes musicales para otro finde en cuarentena]

Como ya presentamos ayer a Nueva York, estas son las sugerencias para vivir y sentir a Berlín.

Una película: El cielo sobre Berlín

Uno de los trabajos más realizados, sino el más célebre de Win Wenders, un director enamorado de Berlín. Los ángeles interpretados por Bruno Ganz y Otto Sander miran a la ciudad desde el cielo. No puede interactuar con los humanos pero están presentes en sus momentos de angustia y dolor. Pero alguno está dispuesto a cruzar esa frontera.

 

La arquitectura y los grandes monumentos de la capital alemana son protagonistas clave, como las escenas filmadas en la Biblioteca Estatal de Berlín o el supuesto mirador en que se convierte la Siegessäule, la Columna de la Victoria que preside el parque Tiergarten.

Filmada en 1987, nos permite conocer a un Berlín aún dividido por el Muro, dos años antes de que la implosión del comunismo derribara esa cicatriz de la ciudad.

Una serie: Counterpart

En Berlín hay un pasaje oculto a un universo paralelo. Surgió por accidente hace un par de décadas, y mientras cada mundo uno sigue su curso, es mejor mantenerlo en secreto.

En Counterpart Berlín vuelve a ser el campo de ajedrez de una nueva Guerra Fría, pero esta vez sostenido por dos mundos paralelos

De eso se encarga una unidad del gobierno, que guarda el mismo recelo que había entre las dos Alemanias durante la Guerra Fría, en un ajedrez de espías, jerarcas, funcionarios, traidores y saboteadores donde nadie sabe a ciencia cierta quién es quién.

 

La impecable actuación doble de J.K. Simmons como un apagado burócrata y de un agente sin escrúpulos lleva al espectador a un viaje entre dos realidades, dos Berlín, en el uno presenta calles vacías y gigantescos rascacielos, y otro es el que conocemos, con sus biergarten, la gente paseando por el río Spree, sus parques cruzados de bicicletas y la vanguardia en sus barrios periféricos.

Un libro: Berlín Alexanderplatz

Alfred Döblin escribió Alexanderplatz sin saber que construía una de las obras fundamentales de la literatura alemana del siglo XX. Considerada como una de las piedras angulares de la novela moderna, usa técnicas narrativas que pocos se habían animado a probarlas, como monólogos interiores, fragmentos de canciones y poesías, párrafos periodísticos, etcétera.

[Para leer más: Siete planes para descubrir otra cara de Berlín]

En este collage literario cuenta la historia de Franz Biberkopf por los barrios bajos del Berlín de los años 20, como era Alexanderplatz; un sitio que un siglo que ver no tiene nada que ver con el retrato de Döblin, ahora con sus torres de cristal y sus restaurantes de diseño.

alexanderplatz         

El autor era un experto en los secretos de la ciudad, en las calles obreras y las cantinas de mala muerte, pero también en el vértigo que reinaba en Berlín antes de que la República de Weimar se extinguiera y llegaran las tinieblas del nazismo.

Un disco: Berlín Cabaret Songs

Seguimos en el Berlín de los años ’20, una de las épocas más fascinantes de la capital alemana, cuando la música decadente de los cabarets era un imán que atraía a las vanguardias europeas.

Ute Lemper despliega su variado registro vocal para llevarnos a las canciones más emblemáticas del cabaret berlinés

En esos años en que la hiperinflación castigaba los bolsillos y las fricciones políticas iban de mal en peor el cabaret surgió como un oasis de libertad. Las canciones compuestas por Friedrich Hollaender y Mischa Spoliansky son abordadas con coraje y sentimiento por Ute Lemper, unas de las mejores voces alemanas de las últimas décadas.

 

En las 18 canciones la versatilidad de Lemper refleja la nostalgia de los años que ya no volverán (Wir wollen alle wieder Kinder sein!!), de la añoranza de la infancia (Münchhausen), así como letras irónicas sobre la situación política, la reivindicación de la homosexualidad y de la libertad que pronto sería censurada.

Un museo: Pérgamo

Dentro de la Isla de los Museos, el de Pérgamo tomó un camino inverso: primero llegaron las obras de arte y los tesoros arqueológicos y en torno a ellos se construyeron las salas, los pasillos y la estructura del edificio.

[Para leer más: Berlín estrena icono en su Isla de los Museos]

El complejo se centra en civilizaciones antiguas, como la romana, la griega, la mesopotámica y los primeros siglos del Islam.

El gigantesco altar de Zeus de Pérgamo (de ahí su nombre), la puerta de Istar de Babilonia y el acceso al mercado romano de Mileto son algunos de sus puntos más destacados, que estos días podemos recorrer virtualmente gracias a Google Art & Collection.

Esta aplicación de Google permite explorar con lujo de detalles 53 piezas de su colección y realizar visitas por sus salas.

 

También es posible conocer en profundidad su historia, la de la ciudad de Pérgamo, analizar los frisos como si se estuviera a centímetros (y ver detalles que escapan a la vista como el combate entre dioses y gigantes), así como las columnas del mercado y los mosaicos babilónicos.

Una visita: Berlín en 360 grados

Si ya hemos conocido el Museo de Pérgamo de manera virtual, también podemos transitar las calles berlinesas con la misma tecnología.

Eso es lo que propone la aplicación Youvisit. El punto de partida es, como cabe esperar en cualquier tour, la Puerta de Brandeburgo. El paseo sigue por el Parlamento, la Isla de los Museos, la Universidad Humboldt, Alexanderplatz, la Columna de la Victoria y el Memorial del Holocausto.

Bradenburgo puerta   

Puerta de Bradenburgo. Foto: Youvisit     

Con la aplicación Youvisit podemos recorrer virtualmente los principales monumentos de Berlín y tener vistas de 360 grados de los lugares

En cada sitio es posible tener vistas de 360 grados del monumento y sus alrededores, que se complementan con fotografías tomadas desde diversos ángulos.

Fiesta virtual

Berlín tiene algunos de los mejores clubes nocturnos de Europa, con salas abiertas las 24 horas, o donde se puede encontrar la fauna urbana más extraña y divertida del continente.

Griessmuehle

Plataforma contra el cierre del club Griessmuehle.

Amenazados económicamente por la paralización que causa el coronavirus, las discotecas unieron fuerzas para presentar fiestas virtuales, que se pueden seguir por streaming desde cualquier lugar del mundo.

La plataforma United We Stream comenzará a transmitir este viernes a las 19.00 con actuaciones del club Kater Blau, seguidas el sábado por seis performances desde el Alte Münze, y el domingo cierran seis DJs en vivo desde el Griessmuehle.

Ni la epidemia para a Berlín las ganas de fiesta.