Berlín se ve mucho mejor desde las alturas

Alemania inyecta 1.800 millones de euros a Tui, que se traducen en un rescate para el turismo europeo

Berlín se ve mucho mejor desde las alturas

Descubrimos siete torres, edificios y monumentos que permiten tener las mejores vistas panorámicas de la capital alemana

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

26/01/2020 - 16:00h

El invierno en Berlín puede ser duro, es verdad, pero tiene una ventaja: sus amplios bosques y paseos cuentan con menos follaje, y no hay obstáculos naturales para para descubrir mejor a la ciudad de sus alturas.

Como toda gran metrópoli, Berlín cuenta con numerosos rascacielos, torres de comunicaciones y monumentos con miradores. Algunos son famosos, otros menos conocidos, e incluso la ciudad se puede conocer a bordo de un globo.

Columna de la Victoria

La Columna de la Victoria es ideal para tener vistas del parque Tiergarten, del edificio del Reichstag con su cúpula de cristal, de la torre de televisión y de otros sitios emblemáticos de Berlín.

La Columna de la Victoria, que se despliega en el Tiergarten, está coronada por un ángel que muchos recuerdan por las películas de Win Wenders

Tras pagar los tres euros de la entrada y subir los 285 escalones de su estructura de bronce se está a los pies de la figura alada que muchos recordarán de las películas de Win Wenders.

La Columna de la Victoria. Foto: Christian Lue - Unsplash

La Columna de la Victoria. Foto: Christian Lue - Unsplash

El monumento fue construido para conmemorar la victoria de Prusia sobre Dinamarca, Austria y Francia en el siglo XIX.

Torre de Televisión

Es la reina de los miradores berlineses. Y viendo su aspecto futurista, muchos visitantes se sorprenderán al saber que tiene casi 50 años. La Torre de Televisión (Fernsehturm) se eleva desde la Alexanderplatz, y si hay buenas condiciones climáticas, desde sus 203 metros de altura se pueden obtener vistas de hasta 80 kilómetros.

[Para leer más: Berlín, una buena apuesta]

Cada año es visitada por un millón de personas, y un buen número se queda a comer o tomar un copa en su restaurante Sphere. Pero para evitar esperas, sobre todo en verano, siempre se recomienda comprar las entradas anticipadamente.

Vistas del restaurante Sphere, en la Torre de Televisión. Foto: Visit Berlin

Vistas del restaurante Sphere, en la Torre de Televisión. Foto: Visit Berlin

Hotel Park Inn

La única contra de la Torre de Televisión es que no se puede fotografiar a si misma. Pero sí se puede hacer desde el observatorio de este hotel, que tiene unos 120 metros y que se encuentra en el lado opuesto en la Alexanderplatz. La entrada es de cuatro euros.

park inn

La terraza del Park Inn, uno de los mejores miradores. Foto: Park Inn Berlin

Panorama café

La torre Kollhoff, en la Potsdamer Platz, está coronada por el Panorama Café, que permite tener interesantes vistas de Berlín mientras se saborea un café con alguna delicia de la repostería regional.

Si se pretende tomar un café o una copa desde las alturas, se puede ir al bar de la Torre de Televisión, a la torre Kollhoff o la de Ernst-Reuter-Platz

El ascensor lleva en vertiginosos 20 segundos hasta los 100 metros de altura, y allí hay un mirador exterior que permite conocer cómo era la zona en el pasado. Para subir hay que pagar 7,5 euros.

panorama cafe berlin

El Panorama Cafe, un refugio en las alturas. Foto: Panorama Cafe

Globo de Die Welt

Aunque sea la opción más cara para ver a Berlín desde las alturas, es seguramente la alternativa más emocionante.

Cerca del Checkpoint Charlie el globo de Die Welt ofrece paseos de 15 minutos en los que se puede ver la Puerta de Bradenburgo o el Parlamento.

die welt foto Berlin Welcome Card

El globo de Die Welt permite volar sobre los tejados de Berlín: Foto Berlin Welcome Card

A lo largo del trayecto el globo varía su altura, hasta llegar a los 150 metros de altitud.

[Para leer más: Berlín, la ciudad que resurge de sus cenizas]

Dado que el clima invernal puede postergar la salida, el billete –que cuesta 25 euros- tiene una validez de tres años.

Gasómetro de Schöneberg

Es uno de los pocos sitios donde se pueden tener vistas de 360 grados de la ciudad.

El antiguo gasómetro de Schöneberg, con 80 metros, tiene una estructura centenaria que se puede subir en escalera. Sin embargo, cabe aclarar que en invierno las visitas se pueden cancelar si hay viento fuerte.

Gasometro de Schöneberg Foto Visitberlin

Gasómetro de Schöneberg. Foto: Visit Berlin

Por razones de seguridad solo se permite la entrada a mayores de 18 años. Y en todo caso, los menores a partir de 12 años pueden subir en compañía de sus padres.

Torre de Ernst-Reuter-Platz

En el piso 20 del rascacielos de telecomunicaciones de la Ernst-Reuter-Platz se encuentra la cafetería TU Skyline, donde el acceso es público, y en el que uno puede estar horas con el ordenador, con un libro, o simplemente admirando el paisaje.

Cafeteria Skyline TU am Ernst Reuter Platz © (c) visumate

Cafetería Skyline TU en la Ernst Reuter Platz. Foto: Visumate-Visit Berlin

Hay que tener en cuenta que la entrada del edificio no anuncia que arriba hay un local gastronómico. Es como un secreto reservado para pocos.