Bienvenido al Soho: el barrio malagueño que respira arte

Los grandes murales de Obey y D*Face en el Soho de Málaga. Foto: Bo Saldaña

Bienvenido al Soho: el barrio malagueño que respira arte

Desde grandes murales hasta interesantes museos, tiendas y propuestas gastronómicas, el Soho de Málaga bulle de vida y de actividad

Bo Saldaña

Málaga

17/01/2020 - 18:30h

En un pasado cercano fue una zona muy abandonada y no demasiado recomendable. Hoy recibe el nombre de barrio de las Artes. El Soho malagueño, que discurre entre el Muelle Heredia y la Alameda Principal, alza vuelo y renace de sus cenizas, cual ave fénix, convertido en un lugar donde siempre pasan cosas. Un aviso: aquí está prohibido aburrirse.

La transformación artística

La transformación de zona deprimida a barrio emergente tiene un origen concreto: el proyecto MAUS (Málaga Arte Urbano Soho) lanzado por el Ayuntamiento en 2003. Su objetivo principal, convertir las calles del Soho de Málaga en grandes lienzos de trabajo de todo tipo de artistas procedentes de variopintos rincones del planeta.

El proyecto MAUS fue el revulsivo para la transformación de un área degradada en un pujante distrito de arte, diseño y creatividad

Otra de sus premisas (y también determinante) fue que el arte no tiene por qué estar siempre encerrado entre cuadro paredes.

Consecuencia de diversas intervenciones podemos encontrar en lo alto de un edificio cercano al río las creaciones callejeras de grandes referentes internacionales como D*Face y Obey. El primero puso su firma en un llamativo mural del rostro de un piloto con dos ojos de diferentes colores.

El segundo inmortalizó a una mujer con el lema ‘Paz y Libertad’, un mensaje muy necesario y sin fecha de caducidad. Un buen lugar para verlas es el puente de Tetuán.

El CAC de Málaga

Un buen punto de partida de este recorrido en clave artística se localiza en las entrañas del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga, en los límites del barrio junto al río Guadalmedina.

Entrada al Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Foto de Bo Saldaña

Entrada al Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Foto: Bo Saldaña.

En este centro con entrada gratuita podemos descubrir muestras y exposiciones itinerantes durante todo el año, así como actividades de todo tipo, incluidas galerías para el público infantil. ¿Un ciclo de cine turco? Lo tienes. ¿Un taller de escritura? También ¿Una presentación de un poemario? Apúntate.

Una extensión del edificio, proyectada por Rafael Moneo, permitirá añadir una nueva biblioteca y un auditorio de mayor aforo al CAC

Como edificio, el CAC tiene la base del antiguo Mercado de Mayoristas proyectado en 1927 por Luis Gutiérrez de Soto, representante del Racionalismo e integrante del grupo denominado Generación del 25, además de responsable de proyectos como el Aeropuerto de Barajas (Madrid 1930 o el Cine Ronda (Vitoria 1935).

Interior del Centro de Arte Contemporáneo de Málaga. Foto de Bo Saldaña

El Centro de Arte Contemporáneo tiene una amplia oferta de actividades culturales. Foto: Bo Saldaña.

Muestras más relevantes

De vuelta a la calle, y además de las creaciones de D*Face y Obey, el Soho malagueño da cabida -legal y permanente- a todo tipo de artistas que deseen plasmar sus trabajos con un mínimo de sentido. Deben mover nuestros sentimientos ya sea con murales que invitan a la reflexión o sacándonos sonrisas.

El grafitero italiano TV-Boy ha sido uno de los últimos en firmar las paredes del Soho

Uno de ellos es el grafitero italiano TV-Boy, que inmortalizó el pasado marzo de 2019 en muros de la calle Vendeja como parte de las actuaciones que se desarrollan con motivo del Festival de Cine de Málaga a personajes relacionados con el arte en diferentes disciplinas, desde Chiquito de la Calzada a Picasso, pasando por Antonio Banderas, Dani Rovira y la actriz Marisol. Cada uno de los cinco personajes aparece sobre la pintada ‘Malaga loves art’, y junto a ellos se incluyen inscripciones explicativas.

Antonio Banderas en el Proyecto %22Málaga Loves Art%22 de TVBOY. Foto de Bo Saldaña

Antonio Banderas en el proyecto 'Málaga Loves Art' de TVBOY. Foto: Bo Saldaña.

En la calle Casas de Campos, vía peatonal y principal del Soho, nos espera, muy atento, un camaleón gigante en una de las fachadas frente al restaurante El Imperdible. Es obra de ROA, un artista belga cuyos murales repartidos en los cinco continentes impresionan por sus mensajes subliminales.

Tiendas singulares con encanto

Este itinerario lo podríamos continuar, por ejemplo, con compras en negocios locales como Urban Bycicles, una tienda de alquiler de bicicletas y complementos para uso urbano, o Comic Stores, con curiosidades de diferentes partes del mundo y una buena selección de mangas japoneses y objetos de superhéroes. Asimismo está Mai Mai, de ropa femenina donde se puede adquirir también las emblemáticas muñecas Mariquita Pérez.

El llamativo y atento camaleón del artista ROA. Foto de Bo Saldaña

El llamativo y atento camaleón del artista ROA. Foto: Bo Saldaña.

Por supuesto, un complemento perfecto es sacar entradas para ver alguna obra en cartelera del recién inaugurado Teatro del Soho Caixabank, cuya primera puesta en escena A chorus line liderado por el reconocido y premiado actor boquerón: Antonio Banderas, fue un éxito. En el pasado esta propiedad tenía el nombre de Teatro Alameda (1961).

Para comer muy bien

En los últimos años, el Soho no solo se ha convertido en un paraíso del arte urbano, también es punto caliente de la oferta gastronómica de Málaga.

Entre los restaurantes más recomendables destaca Cayetana, junto a un gran mural de ROA. Va de la mano del chef Ignacio Carmona, formado en la Escuela de Hostelería de La Cónsula, en la misma promoción que los García: Dani y José Carlos. Entre sus propuestas destacan entradas como la ensaladilla rusa, poke de atún y pez mantequilla, deliciosos sushis y platos como carrillada ibérica y un jugoso solomillo de ternera.

Cafetería y Laboratorio Santa Canela en el Soho. Foto de Bo Saldaña

Cafetería y Laboratorio Santa Canela en el Soho. Foto: Bo Saldaña.

Para sabores más tradicionales relacionados a los pescados y mariscos está la taberna La Antigua en la calle Trinidad Grund. Nos esperan tentaciones como la deliciosa fritura de la casa, langostinos al pil-pil y revuelto de gambas, entre otros sabores de la gastronomía española.

Si reservamos un merecido tiempo a los postres y a un buen café, Santa Canela es nuestro destino: además de probar sus deliciosas tartas nos sorprenderá con un espacio de entrenamiento a baristas, amateurs y profesionales del mundo del café.