Boí-Taüll aún espera a la Generalitat de Catalunya

Boí-Taüll aún espera a la Generalitat de Catalunya

Trabajadores y empresarios de la zona piden al Govern que defina el apoyo a la estación de esquí

Las palabras no bastan para salvar la estación de esquí Boí-Taüll. Los trabajadores y empresarios relacionados de alguna forma con el sector de la nieve, así como diferentes representantes políticos se manifestaron este sábado ante la iglesia románica de Sant Climent de Taüll para reclamar a la Generalitat de Catalunya algo más que buenas intenciones para evitar el cierre del principal motor económico de la comarca del Alta Ribagorça (Lleida).

Aunque la Generalitat no piensa intervenir directamente como hizo en las estaciones de Port Ainé y Espot, lo cierto es que en su día sí se comprometió a impedir el cierre definitivo. Por eso, aunque no está, se la espera. El problema es que no se sabe cómo. Fuentes del Institut Català de Finances (ICF) aseguran que económicamente tienen las manos atadas por la actual situación de liquidez en las arcas públicas. Además, las mismas fuentes indicaron que la estación aún debe parte de un crédito a la institución y que el propio ICF se presentó como avalador de otro en 2009.

Mala temporada

La falta de nieve durante esta temporada ha llevado a Boí-Taüll a facturar 4,9 millones, lo que representa casi el 40% menos que en el ejercicio anterior. La estación ilerdense, que adeuda sobre 40 millones de euros, presentó hace unas semanas un expediente de regulación de empleo temporal que afecta a 90 trabajadores y que tendrá una duración de seis meses. Sin embargo, los sindicatos temen que esta situación pueda empeorar.

"Nos preocupa mucho que la empresa y la Generalitat no hayan llegado a ningún acuerdo hasta ahora", indica el portavoz de CCOO, José Manuel Romero. El sindicalista explica que cada día que pasa, la posibilidad de salvar la estación empeora un poco más. "Las pistas de esquí necesitan un mantenimiento constante. Si tardamos mucho más en rescatar a la empresa, tendremos que contratar servicios externos para la puesta a punto de los remontes de cara a la temporada que viene", dice.

Llegar para los 'Sky Games'


A ello, se une el hecho de que en junio está previsto que empiecen los Sky Games, y su organización cuenta con las plazas hoteleras de Boí-Taüll. “Encima la estación no podrá sacar provecho de ese evento para mejorar su situación ”, comenta Romero.

El grupo inmobiliario Nozar, propietario del 98% de las acciones de la estación, presentó su propio concurso de acreedores en setiembre de 2009 en los juzgados de Madrid con un pasivo de 700 millones de euros.