La isla más famosa de Filipinas reabre las puertas al turismo

Boracay recibirá de nuevo turistas desde el 26 de octubre. EFE/ Mark R. Cristino.

La isla más famosa de Filipinas reabre las puertas al turismo

La isla de Boracay, cerrada tras seis meses de saneamiento medioambiental, limita a 6.000 el número de viajeros diarios

Los estragos de la masificación condujeron al cierre de la idílica isla de Boracay, en Filipinas. Basura en las playas y vertidos de los hoteles al mar estaban causando importantes daños en el frágil ecosistema. Seis meses después reabre con la intención de convertirse en modelo de destino sostenible.

No es la primera vez que una idílica playa tiene que echar el cierre. Sucedió también en Maya Bay, en Tailandia, famosa por acoger escenas de la película La playa, de Leonardo di Caprio, y también a punto de morir de éxito.

En este caso, el cierre temporal de cuatro meses no fue suficiente para permitir la recuperación del entorno de los excesos turísticos, por lo que las autoridades decretaron su clausura indefinida.  

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, llegó a calificar Boracay de “cloaca” antes de decretar su cierre

Saneamiento medioambiental

En el caso filipino, y seis meses después del cierre, el destino reabre con más establecimientos hoteleros, un total de 68 que suman 3.519 habitaciones –frente a los 25 que había en agosto- pero reduce a 6.000 los turistas diarios que puede acoger.

La isla, que cuenta con alrededor de 30.000 habitantes, se erigió como uno de los principales destinos turísticos de Filipinas gracias a sus aguas cristalinas, arrecifes de coral y atractivos resorts. En total, recibió más de dos millones de visitantes en 2017, según Efe.

La degradación del entorno como consecuencia de la masificación motivó su cierre para acometer trabajos de limpieza y rehabilitación, con el objetivo de que “Boracay sea una isla segura, viva y sostenible desde un punto de vista ambiental”, tal y como expresó el secretario de medio ambiente del país, Roy Cimatu. El presidente, Rodrigo Duterte, llegó a calificarlo de “cloaca”.

Desde el próximo 26 de octubre la isla contará con más opciones de alojamiento, ya que el departamento de Turismo de Filipinas acreditó la apertura de 68 establecimientos

Reapertura con más plazas hoteleras

Desde el próximo 26 de octubre la isla contará con más opciones de alojamiento, ya que el departamento de Turismo de Filipinas acreditó la apertura de 68 establecimientos, con un total de 3519 habitaciones, frente a los 25 que había en agosto.

Los establecimientos autorizados por el Grupo de trabajo interinstitucional de Boracay han adquirido los permisos necesarios del departamento de Interior y gobiernos locales, así como del departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales (DENR).

El gobierno limitará la cantidad de turistas en Boracay a 6.000 por día a partir de su reapertura y fijará nuevas normas que prohíben fumar, beber alcohol o colocar hamacas y sombrillas en la playa

A fin de continuar con la modernización progresiva, el departamento de Medio Ambiente y Recursos Naturales (DENR) declaró que el gobierno, a partir de su reapertura, limitará la cantidad de turistas en Boracay a 6.000 por día.

El gobierno filipino cerró seis meses Boracay para rehabilitar el destino.
Tras la reapertura, el gobierno fijará nuevas normas para garantizar la sostenibilidad.

Medidas restrictivas

Con la vista puesta en transformar Boracay en un ejemplo de turismo sostenible para otros destinos filipinos de moda como El Nido, en la isla de Palawan, o Panglao en Bohol, se fijaron también nuevas normas, que prohíben fumar o beber alcohol en la playa o colocar hamacas y sombrillas.

Tampoco está permitida la venta ambulante ni dar masajes, mientras que los deportes náuticos sólo podrán practicarse a más de 100 m de la orilla. Tirar basura, por su parte, estará castigado incluso con penas de prisión.

La rehabilitación, sin embargo, no está terminada; continúan los trabajos en infraestructuras y muchos establecimientos aún siguen enfrascados en tareas de mejora y a la espera de los permisos para operar

No obstante, la rehabilitación no está terminada; aún continúan los trabajos para ensanchar la carretera que atraviesa la isla, mientras que muchos establecimientos aún siguen enfrascados en tareas de mejora y a la espera de los permisos para operar.

La mejor isla del mundo

Premiada en diferentes ocasiones como la mejor isla del mundo, entre sus grandes tesoros está la playa de White Beach, de 5 kilómetros de longitud, fue elegida como una de las 25 mejores playas del mundo en los premios Traveler’s Choice 2015 de Tripadvisor, lo que ayudó a dar a conocer Boracay en el mundo entero.

Ubicada en Malay, Aklan, al oeste de Visayas, Boracay tiene solo siete kilómetros de largo y menos de un kilómetro de ancho en su punto más estrecho: un paraíso tropical del tamaño de una postal

Ubicada en Malay, Aklan, al oeste de Visayas, Boracay tiene solo siete kilómetros de largo y menos de un kilómetro de ancho en su punto más estrecho: un paraíso tropical del tamaño de una postal.

Para los amantes del buceo constituye el destino ideal, con alrededor de 25 puntos de buceo que se adaptan a todos los niveles de experiencia y una claridad en sus aguas que hace que sea perfecta para la práctica de esta actividad.