Brasil pincha la burbuja turística

Brasil pincha la burbuja turística

El auge de la competencia y la inflación del país rebajan las expectativas de crecimiento de uno de los países de moda

Carles Huguet

Barcelona

23/06/2015 - 19:55h

Un grupo de turistas en Río de Janeiro.

La burbuja brasileña empieza a deshincharse. El país sudamericano rebaja su índice de crecimiento tanto en el turismo tradicional como en el viaje de negocios. El aumento de la inflación y el auge de la competencia, dificultades para un mercado que espera con ansias los Juegos Olímpicos del próximo verano para volver a tomar impulso.

"En comparación con 2013, la caída ha sido del 20%" lamentan desde Unibras, una agencia de viajes especializada. El año pasado, con el Mundial de fútbol, las reservas aumentaron, "pero el 'boom' no se ha sabido mantener", explican en Destinia. Si bien el gigante latinoamericano nunca ha sido el destino preferido de los españoles, la actividad se ha resentido también desde el mercado nacional.

El auge de la competencia

Los destinos que compiten con Brasil ofrecen una política de precios mucho más ajustada. Un paquete de 9 días en el país cuesta unos 2.200 euros en temporada alta con alojamiento y desayuno. En el Caribe, en cambio, a partir de los 1.200 euros existen ofertas con el famoso 'Todo Incluido'. "El auge de Tailandia, con sus playas y sus reservas naturales, también repercute en la actividad del sector", apuntan en Unibras.

Además, otros estados americanos como "Agentina, Perú y, sobre todo, México" realizan fuertes campañas de promoción en nuestras fronteras. "Brasil es transparente", ilustra la agencia online. Un silencio que choca con la sensación de inseguridad que transmite Brasil. Fueron muchos los medios que se hicieron eco de las agresiones a turistas españoles en Salvador de Bahía y Recife en los últimos meses.

La inflación

La inflación es uno de los problemas que arrastra el país latinoamericano en los últimos años. Los últimos datos, del pasado martes, aportan un crecimiento del 8,97% en la décima semana de subidas ininterrumpidas. Brasil tiene la mayor tasa de inflación del mundo desde 2003. Comer en el país puede salir por 20€ por persona, y encima la mayoría de establecimientos sólo trabajan con la opción de alojamiento y desayuno. Un gasto extra.

En cuanto a las zonas, Natal y Fortaleza soportan las caídas generalizadas mientras que Río de Janeiro y Salvador lideran la lista de pérdidas.

El turismo de negocios también cae

Un estudio emitido la Asociación de Negocios Global Travel ha anunciado este martes que el gasto en los viajes de negocios crecerá sólo un 1,8%, por debajo de la proyección inicial del 4,1%. Sin embargo, Brasil se estabiliza en este aspecto como el octavo mercado más importante del mundo. El impacto de los Juegos Olímpicos, marcará la tendencia del destino.