Brasil y España relajan su ‘guerra’ fronteriza

Turistas en Río de Janeiro (Brasil)

Brasil y España relajan su ‘guerra’ fronteriza

Ambos Gobiernos negocian nuevos requisitos para facilitar los viajes al gigante sudamericano y que los turistas cariocas puedan entrar a la península

Brasil y España acercan posturas. Ambos Gobiernos han decidido relajar las tensiones acumuladas desde 2008 con nuevas normas que faciliten tanto la entrada en el gigante sudamericano como en el territorio español. Los requisitos se darán a conocer “en breve”, según ha confirmado el Instituto Brasileño de Turismo (Embratur) en declaraciones a 02B.

El país carioca endureció los criterios a los españoles el pasado abril, aplicando el principio de “reciprocidad”. Así, las autoridades brasileñas empezaron a aplicar menesteres similares a los que enfrentaban sus ciudadanos al aterrizar en España.

Entre las medidas para aceptar la entrada de los turistas nacionales se encontraban presentar billete de vuelta con fecha concretada, demostrar recursos económicos suficientes para la estancia prevista (unos 100 euros por día) y tener una reserva de hotel o carta de invitación de la casa particular donde se iba a alojar el viajero.

Jóvenes emigrantes

El número de españoles que visitaron Brasil creció un 6% en 2011, hasta las 190.000 personas. España se convirtió el pasado año en el noveno emisor de turistas internacionales hacia el país sudamericano.

El destino carioca --uno de los más atractivos este verano-- es reclamo para los jóvenes españoles que buscan trabajo. En España hay unos 80.000 brasileños, aunque no llegan estrictamente por motivos profesionales, sino de vacaciones.

Adelanto de obras para el Mundial

Por otro lado, las doce ciudades brasileñas que serán sede de la Copa del Mundo de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación, por sus siglas en inglés) en 2014 ya se preparan para recibir a los turistas que disfrutarán de este mega evento. Se prevé recibir a unas 600.000 personas durante el acontecimiento deportivo, según datos de Embratur.

Entre otras acciones, Brasil se da prisa para adelantar obras en aeropuertos para mejorar la movilidad urbana. Por el momento, las terminales de Campinas, Cuiabá, Porto Alegre y Guarulhos cuentan ya con nuevas instalaciones.

En cuanto a la expansión de la red hotelera, se crearán y reformarán más de 4.000 nuevas habitaciones.