Bremen, la meca de los adictos al chocolate

Las creaciones con chocolate en Bremen goza de una reconocida fama. Fotos: Turismo de Bremen.

Bremen, la meca de los adictos al chocolate

La ciudad alemana propone maridaje de chocolate con vinos añejos y verdaderas artesanías en sus pastelerías

Equipo Cerodosbé

BARCELONA

04/12/2017 - 04:55h

Bremen es una ciudad que no siempre está en los circuitos más clásicos de Alemania, y eso que su antiguo centro medieval es uno de los mejores conservados del país. Una de las mejores temporadas para visitar esta ciudad, a solo una hora desde Hamburgo, es en invierno. Los mercados navideños adornan el casco antiguo de la ciudad mientras los turistas disfrutan de una cata de los mejores chocolates y vinos de la región.

Ratskeller, la bodega el más tradicional de Bremen

Un recorrido por la ruta chocolatera y del vino en Bremen, sin duda debe empezar por Ratskeller, una tradicional bodega que almacena y vende vinos desde 1405. Su colección vinícola es la más grande de toda Alemania, con alrededor de 12.000 etiquetas, en las que se incluyen un barril del vino Rüdesheimer que data del 1653.

Su restaurante, enmarcado por columnas y barriles decorados, ofrece deliciosa comida de la región en un elegante ambiente. Para conocer las bodegas y hacer parte de una cata de chocolate y vino, es necesario inscribirse en un tour guiado.

Una copa de sekt y un buen trozo de chocolate amargo inician la visita de los turistas. Se debe dejar que el chocolate se derrita un poco para luego tomar un sorbo del vino espumoso. La segunda parada del tour se da en el Schatzkammer, o sala del tesoro, donde se almacenan los vinos embotellados más valiosos. Un poco de chocolate Hachez con leche y almendras y un vaso de pinot blanc son una excelente combinación.

Una cucharada de mousse de chocolate negro de Grashoff con granos de café molidos y un vaso de vino tinto llamado Domina es el momento culminante del tour. El resultado: una armonía entre el toque que dan las cereza del vino con los sabores del café tostado.

WeinSchokolade Ratskeller IMG 5998 blog
Degustación de vino y chocolate en Ratskeller.

Chocolate en abundancia en Café Hauptmeier

El escaparate del Café Hauptmeier ya da una pista de lo que el comprador podrá encontrar dentro de la tienda. Detrás del mostrador se exhibe una deslumbrante variedad de coloridos bombones y delicadas trufas junto con tartas, pasteles de todos los tamaños y mermeladas caseras.

Peter Hauptmeier ha sido el artista de este lugar desde 1995, con obras de chocolate en tamaño real o réplicas de lugares emblemáticos de la ciudad como el Weser Stadium. Este maestro repostero ha sido el chef principal de esta pastelería que funciona en el Best Western Hotel zur Post.

Durante sus seminarios, el pastelero demuestra cómo preparar sus tentadores dulces con chocolate. También proporciona información de antecedentes históricos, desde la introducción del producto en Europa hasta su procesamiento industrial moderno.

En las noches se puede comer y disfrutar de cinco platos, cada uno con un elemento de chocolate y un vino a juego: mousse de hígado de ganso en pasta filo de chocolate con compota de manzana y cilantro, y consomé con ravioles de chocolate y puerro y zanahorias, son solo dos ejemplos de lo que se ofrece.

1 cafe hauptmeier bremen
Creación del Café Hauptmeier.

Schnoor otro barrio chocolatero

Daniel Schröter junto con el pastelero Christian Thielen poseen uno de los más altos niveles de chocolate artesanal en la ciudad. Producen especialidades con este producto y creaciones únicas hechas a mano. En su tienda en el barrio Schnoor y a través de su página web venden todo tipo de chocolates de lujo con diferentes productos locales y trufas con y sin alcohol.

Varios son los recomendados: el praliné de mazapán, la trufa de piña colada, la barra de chocolate verde y blanco con pistachos, la pasta de chocolate Schrötella y la extensión de fresa y pimiento.

Cualquiera que desee llevar su creatividad con el chocolate a la realidad podrá tomar alguno de los talleres mensuales. Después de una breve introducción a la preparación y elaboración del producto, los participantes pueden saciarse comiendo sus creaciones. El curso cuesta 39 € por persona y dura alrededor de dos horas.

El único fabricante premium de Alemania

Hachez es el único fabricante en Alemania que lleva a cabo todos los procesos de trabajo, desde tostar los granos de cacao hasta fabricar el producto final en su propia fábrica, que se encuentra en Bremen. Se trata de uno de los dulces más populares del país y se regalan en diferentes ocasiones del año.

hachez
Hachez, el fabricante más tradicional de Bremen.