Qué tiene Buenos Aires que seduce a los millennials

La Usina del Arte, uno de los nuevos centros de creación cultural de Buenos Aires. Fotos: Travel Buenos Aires

Qué tiene Buenos Aires que seduce a los millennials

La capital de Argentina presenta una inédita combinación de modernidad, nostalgia, vanguardia y fascinación lo retro, un cóctel ideal para millennials

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

11/02/2018 - 04:55h

Sus calles, que parecen rincones de París, Madrid, Roma o Barcelona, reflejan la nostalgia del porteño, leit motiv de las letras de tango. Pero también presentan un ritmo de vida frenético y con pretensiones cosmopolita. Así es Buenos Aires, una de las ciudades latinoamericanas más atractivas para el público millennial.

La capital argentina es mucho más que tango, fútbol y asados. Sin dejar de lado estos activos, hay un mundo por descubrir en sus calles dispuestas en prolija cuadrícula.

El ayuntamiento de Buenos Aires ofrece visitas guiadas, a pie o en bicicleta, por sus principales atractivos turísticos

Si se cuenta con un presupuesto ajustado la alcaldía de Buenos Aires organiza diversas visitas guiadas, muchas de ellas gratuitas, para conocer de primera mano la fascinante cultura de la ciudad. Por ejemplo, es posible realizar un recorrido guiado en bicicleta por el colorido distrito de la Boca (con su huella de inmigración italiana), o recibir una lección de historia en la Plaza de Mayo, la más famosa de Buenos Aires, para conocer el vibrante pasado de la ciudad, y luego, pasear por la hispánica Avenida de Mayo, en dirección al palacio del Congreso.

El mural más largo del mundo 

Para los que prefieran explorar Buenos Aires por su cuenta y lejos de los circuitos turísticos más clásicos, los diversos puntos de arte urbano porteño se presentan como una buena alternativa. Por ejemplo, en la ciudad es posible fotografiar el mural más largo del mundo (El Regreso de Quinquela), el cual tiene una longitud de dos kilómetros.

Mural dedicado a Benito Quinquela Martín, de dos kilómetros de extensión.
Mural dedicado a Benito Quinquela Martín, de dos kilómetros de extensión.

Asimismo, los murales y demás ejemplos de arte urbano –sobre todo al sur de la ciudad- son siempre punto de encuentro para los amantes de los grafitis, por lo que son un buen enclave para entablar conversación con alguno de ellos, para después ir juntos a tomar un café.

La cultura del café y el tango

La cultura del café es una de las tantas herencias de la inmigración europea. A los habitantes de esta ciudad les gusta resolver el mundo sentados durante horas en un bar, donde el tiempo transcurre de otra manera. El más antiguo y uno de los más hermosos es el Café Tortoni: inaugurado en 1858, su interior parece haberse detenido en el siglo pasado y se trata de un lugar que emana un espíritu acogedor y vintage. A pesar de esta estética, no deja de ser uno de los lugares más frecuentado por los jóvenes de la capital, que acuden a él para tomar un café, jugar al billar o disfrutar de una cerveza por la noche. Imperdible: los conciertos de tango que se realizan en su subsuelo.

Los que quieran conocer los secretos del tango deberían concurrir a alguna ‘milonga’ en los barrios de Barracas o San Telmo

Baires 08
Café de Plaza Dorrego, uno de los más populares del barrio de San Telmo.

Hablando de tango, los jóvenes que quieran aprenderlo cuentan con diversas academias, pero los más hábiles pueden captar los pasos de la música ciudadana en las “milongas”, sobre todo la de los barrios de Pompeya, Barracas y San Telmo. Para escuchar, la Orquesta Típica Fernández Fierro muestra cómo las nuevas generaciones se apoderan del tango con la energía del rock sin perder los valores clásicos de su música.

Moda retro y de vanguardia

Los millennials también sabrán apreciar el encanto de los mercados porteños. El de San Telmo, por ejemplo, es el lugar ideal para pasear y encontrar piezas vintage al mejor precio. Por su parte, la Feria de Plaza Dorrego es ideal para la compra de antigüedades, mientras que por las calles aledañas desfilan cantantes, bailarines de tango y otros artistas.

Baires 11
Mercado de San Telmo.

Quienes quieran conocer de primera mano los diseños de los creadores locales, pueden dirigirse cada fin de semana a la Feria Cortázar, en el moderno barrio de Palermo. Una visita a la boutique Panorama, la cual sólo vende marcas argentinas, servirá al visitante para conocer de primera mano las últimas tendencias en el país.Comer, disfrutar y descansar

Tras los paseos, nada mejor que probar un delicioso “churrasco”. Argentina es conocida por su excelente carne, la cual puede ser degustada en numerosos restaurantes, como Las Lilas, La Cabrera, Don Julio o La Choza de Gascón. De todas maneras, las pastas, las pizzas y los helados no tienen nada que envidiar a las de Italia.

 Tras la cena, la noche comienza en alguna de sus coctelerías, reconocidas por la originalidad de sus creaciones, como las del Verne Club. Llamado así en honor a Julio Verne, el espíritu del autor también se refleja en su interior. Los sofás Chester y las alfombras de inspiración oriental adornan este bar, donde es posible degustar todos los cócteles imaginables, además de otros propios de autor, considerados casi como obras maestras.

Luego, será el momento de descansar para seguir descubriendo esta ciudad latinoamericana que parece extraída de algún rincón de Europa.

Baires 12
Baires 09
Baires 10
Baires 13
Baires 04
Baires 06
Baires 07