Burdeos: donde las bodegas se inspiran en la ciencia ficción

El techo circular de madera es uno de los rasgos destacados de la bodega de Burdeos diseñada por el estudio de Norman Foster. Foto: Foster+Partners.

Burdeos: donde las bodegas se inspiran en la ciencia ficción

Un innovador edificio, con una cúpula que recuerda a un platillo volador, mantiene a Burdeos como la meca de la arquitectura más audaz para las bodegas

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

14/10/2019 - 12:52h

Muchas bodegas prefieren dejar de lado la tradicional arquitectura inspirada en grandes castillos y fincas agrícolas, y apuestan por diseños audaces, que parece extraídos de películas futuristas, pero que a su vez se integran con el paisaje. Y Burdeos es la meca de esta tendencia.

Uno de los edificios es el de la Ciudad del Vino, ubicado a la vera del río Garona, que con su estructura metálica de formas sinuosas recuerda a un decantador de vino.

Otro es Château La Dominique, donde el arquitecto Jean Nouvel diseñó un edificio de 600 metros cuadrados con dos grandes paneles metálicos de color rojo, en cuyo centro se encontrará la bodega con el centro de visitantes, y donde el interior se podrá ver desde cientos de metros gracias a las paredes de cristal.

La bodega del techo circular

Un nuevo giro a esta arquitectura en la región es aportado por el estudio británico de Foster+Partners, que propone construir un edificio con una cubierta circular de madera que, vista desde la distancia, recuerda a los platillos voladores de las series de ciencia ficción.

[Para leer más: En Burdeos la historia se escribe con una copa de vino]

Este proyecto, llamado Le Dôme (El Domo), es el segundo que el estudio realiza en la región. El primero fue para la bodega Château Maragux, en 2015, donde se restauró una serie de edificios pero bajo un concepto más tradicional.

burdeos foster 2
Con gran parte de su estructura enterrada, el edifcio se integra al paisaje. Foto: Forster+Partners.

En el caso de Le Dôme, en Saint-Emilion, el objetivo básico fue que el nuevo centro de visitantes y de producción no altere al paisaje, en una región distinguida como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Dos rampas hacia un mismo objetivo

El domo circular se percibirá cuando los visitantes lleguen a la bodega tras atravesar una avenida flanqueada de árboles.

Jean Nouvel, Philippe Starck y Norman Foster son algunos de los arquitectos estrella que firman proyectos en los viñedos de Burdeos

El edificio contará con dos rampas: una externa y otra interna que permitirá seguir paso por paso las distintas etapas de la producción del vino.

Tanto una como la obra conducen a la planta superior, el sector más interesante, donde se desplegarán mesas para catar los vinos de la bodega, junto a una barra con las paredes revestidas de botellas, y áreas de entretenimiento.

[Para leer más: Burdeos, fusión de pensamiento, arte y vino]

Todo el recinto estará rodeado de ventanas acristaladas, lo que permitirá obtener una visual de 360 grados del entorno.

jean nouvel burdeos
Jean Nouvel firma una audaz renovación de una bodega en Burdeos. Foto: Ateliers Jean Nouvel.

Toda la producción a un golpe de vista

En el centro habrá un atrio que permitirá mirar hacia abajo y contemplar, a golpe de vista, todas las etapas del vino, desde que llegan las vides hasta que termina el proceso de añejamiento de las botellas.

Desde el salón central, gracias a las paredes acristaladas es posible tener una vista de 360 grados de los viñedos de Saint Emilion

El techo de madera, a 40 metros de altura, se desplegará en su forma circular, y en el centro habrá un óculo de seis metros que permitirá el paso de la luz solar durante todo el día.

Gran parte de la estructura estará enterrada, para que a la distancia el impacto visual de la cubierta circular y su techo de tejas sea mínimo.