Siete templos del café que hay que descubrir en Bogotá

En pocos lugares del mundo cuidan tanto al café como en Colombia. Foto: Café Cultor.

Siete templos del café que hay que descubrir en Bogotá

En estas establecimientos de Bogotá, algunos clásicos y otros modernos, el café gourmet es para degustar con calma

Juan Pedro Chuet-Missé

Barcelona

23/08/2019 - 13:08h

Hasta hace pocas décadas los colombianos lamentaban que para descubrir dos de sus productos más emblemáticos, el café y las esmeraldas, había que viajar al exterior. Por suerte, al menos con la bebida humeante, el panorama cambió y en Bogotá hay recomendados sitios para degustarlo.

Como sucede con el té, tomar un café pasó a ser una ceremonia con un cierto protocolo, donde se mezcla la cultura barista, las variedades de granos y los proceso de tostado, las opciones de filtrados y el placer de conocer nuevas tendencias.

[Para leer más: Iberia se hace fuerte en Colombia]

Seguimos las recomendaciones de Marriott para descubrir siete cafeterías donde se puede saborear esta bebida como corresponde: sentado, sin prisas, y dejando que el sabor y el aroma invada los sentidos.

Es que, al final se trata de seguir la filosofía que tienen en estos lugares, que se sintetizan en las palabras del Café Cultor: “usted no se está tomando cualquier café; se está tomando un café lleno de cultura y de pasión desde las manos que lo cosechan hasta las manos que lo preparan”.

Masa

Usaquén, uno de los vecindarios de Bogotá que se está poniendo de moda, presenta a esta cafetería de estética minimalista, donde la bebida protagonista se sirve en diversas variedades, como el capuchino, el espresso o el americano.

masa2

En el lugar no hay que dejar de probar sus productos recién horneados como la trenza danesa o el cruasán de almendras. Son para aplaudir.

Devoción

Dicen que esta es la cafetería que tiene el único tostador de la granja a la mesa. Hay que probarlo, y de paso, ver el interesante local decorado como si fuera una farmacia de principios del siglo XIX.

La marca de café Devoción, que tiene un local en Bogotá, abrió varias sucursales en EEUU

Aquí el café adquiere categoría de gourmet, con baristas que convierten el proceso de preparación en una ceremonia, que puede ser por goteo lento, prensa francesa, espresso, de filtro o sifón.

devocion

Hay 17 variedades de café para elegir, y su preocupación por el producto le llevaron a abrir locales en Estados Unidos para promocionar al café colombiano.

El Altillo

Seguimos en Usaquén, para dejar pasar las horas en los cómodos sillones de El Altillo, y ver los divertidos toques de decoración como las hormigas de ficción que trepan por las paredes y andamios, los relojes antiguos y las farolas centenarias.

altillo

[Para leer más: Cinco rutas en clave gastro para comerse América]

Sus pasteles y bocadillos son el acompañamiento ideal en este lugar relajante, pero también se pueden probar empanadas argentinas de la mano de algún vino sudamericano.

Café Cultor

En la Zona G de Bogotá, en un edificio de ladrillos, se encuentra la moderna cafetería Café Cultor, con una terraza donde se pueden probar 10 opciones de la bebida negra, todas regidas bajo las pautas del comercio justo.

cafe cultor

El lugar suele organizar cenas clandestinas regidas por maridajes con café, y presentan cócteles basados en la bebida.

Azahar

Esta marca cafetera cuenta con dos modernas tiendas en Bogotá, la de Parque 93 y la de La Candelaria.

En su carta destacan los cafés tostados y verdes, que se preparan con filtrados dripper, chemex, prensa francesa y el propio Café Azahar. También hay las tradicionales opciones del espresso, desde el macchiato hasta el moca.

azahar

Cafeterías como Azahar presenta diversas variedades de filtrado como dripper, chemex y prensa francesa

Pero lo mejor es dejarse llevar con la cata del café, donde se degustan tres variedades de temporada, acompañados por deliciosas preparaciones de pastelería o contundentes platos tradicionales como las tostadas de aguacate.

Arte y Pasión

Su creador Antonio Romero, ganador de varios premios como barista, impulsó el lema ‘Tómese un café. Si no le gusta, no lo paga’. Y la receta fue un éxito, que lo llevó a crear Arte y Pasión, que sintetiza el cuidado y el entusiasmo de su impulsor.

arte pasion

El local más llamativo es el que está cerca del recomendado Museo del Oro, en el centro de Bogotá, donde se pueden probar alguna de las 12 variedades combinadas con ocho métodos de preparación.

En el lugar funciona una escuela de baristas y se suelen realizar catas y cursos para descubrir los secretos de la bebida.

Contraste Coffee LAB

En el centro comercial del Hotel Intercontinental, en el barrio de La Candelaria, en Contraste Coffee LAB rompen tópicos con su café servido en jarra de cerveza. Allí ofrecen su sistema de preparación Aero Press, además de otras alternativas de goteo.

contraste

Su café se tuesta cada semana, y proviene de las fincas de Nariño, Cundinamarca, Meta, Huila y el Valle del Cauca.