Cambio de modelo: Menorca busca la capitalidad del buceo

Cambio de modelo: Menorca busca la capitalidad del buceo

El 'proyecto Malakoff' prevé crear una red de barcos hundidos explorables

Vista del pecio del buque Malakoff, hundido en 1929
Una campaña ciudadana busca transformar la isla de Menorca en la capital del buceo en España. El proyecto Malakoff urge a los governantes a crear una red de hasta quince pecios submarinos con el objetivo de formar “un nuevo reclamo turístico para buceadores”.

En una primera fase, la iniciativa pide proteger los restos hundidos del Malakoff, un carguero de pabellón francés que se hundió ante la costa norte de la isla en 1929. Aunque parte del casco que da nombre al proyecto ya ha sido retirado, el pecio presenta gran variedad de vida animal y vegetal. Esto lo convierte en el “mejor arrecife artificial de la isla”, rezan las páginas especializadas.
 
 
La red la compondrían quince pecios de varias dificultades
 
Después, la protección se ampliaría a siete buques hundidos ante toda la costa menorquina. La idea, según sus impulsores, es crear una “red de buceo de gran calidad”. Finalmente, nuevos barcos serían hundidos en puntos de bajo impacto ambiental.

“A nivel turístico, sería comparable a tener un parque subacuático”, indica su promotor, un vecino de Ciutadella. La campaña recuerda que la las aguas menorquinas son especialmente apropiadas para el buceo, dada su temperatura y condiciones.

Por último, los creadores de la iniciativa alegan que la red de pecios ayudaría a “internacionalizar la isla” y alargar la campaña turística más allá de los tres meses de verano.