Canadá obliga a los europeos a pagar por la cara

La recogida de datos biométricos en Canadá alcanza a ciudadanos de Europa, Oriente Medio y África.

Canadá obliga a los europeos a pagar por la cara

Canadá instaura un sistema biométrico de control para los viajeros de Europa, por el que hay que pagar 55 euros

A partir del 31 de julio habrá que pagar 55 euros por entrar en territorio canadiense. El cambio se debe al nuevo programa de recogida de datos biométricos que implementó el gobierno de Canadá, que se extiende a los viajeros de Europa, Oriente Medio y África.

Desde esa fecha, las autoridades fotografiarán y obtendrán las huellas dactilares de todos los viajeros procedentes de esas regiones, declaró a Efe una portavoz del Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá.

Extensión del programa

En una segunda fase, que está prevista que empiece el 1 de enero de 2019, el programa de recogida de datos biométricos se aplicará también a los viajeros procedentes de Asia, Asia-Pacífico y Latinoamérica y el Caribe.

Los datos biométricos obtenidos por Canadá serán compartidos con los gobiernos de EEUU, Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia

Hasta el momento, solo los ciudadanos de 30 países estaban sujetos a la recogida de datos biométricos al entrar en Canadá.

Cruce de datos

Los datos recogidos serán retenidos por Canadá durante 10 años, y esta información será compartida con los gobiernos de Estados Unido, Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia, todos miembros del grupo Migration 5.

La recogida de datos también afectará a todos los residentes temporales y permanentes así como a personas que llegan al país con visados de estudio y trabajo, excepto los ciudadanos estadounidenses.

Cómo será el trámite

El trámite se puede agilizar si se concurre a alguno de los centros de solicitudes de visados, que Canadá tiene en los consulados de las principales ciudades del mundo.

Cuando se llegue a algunos de los ocho aeropuertos internacionales más importantes del país, el viajero tiene que escanear sus huellas digitales y sacarse una foto en alguno de los pequeños puestos previo al paso por Migraciones.

Prioridad en la seguridad

Como es habitual en estas medidas, las autoridades dijeron que la seguridad es el motivo principal para incrementar estos controles. “La recogida de datos biométricos aumenta la seguridad en Canadá”, dijo el ministro de Sanidad Pública Ralph Goodale.

“La toma y verificación de datos, así como el cruce con otras bases de datos, ayudarán a prevenir el fraude y a identificar a potenciales criminales que quieran entrar en el país”, agregó.