Canarias deja sin presupuesto a los festivales y programas culturales, “para atender las necesidades sociales”

Canarias deja sin presupuesto a los festivales y programas culturales, “para atender las necesidades sociales”

Las empresas y organizaciones culturales anuncian el cierre y advierten la pérdida de la oferta complementaria para el sector turístico

Míchel Jorge Millares

29/10/2011 - 21:12h

Canarias se enfrenta a un año turístico de cifras récord en entrada de visitantes, ocupación y precios. Sin embargo, los turistas se encontrarán con un vergel natural en un erial cultural debido a la decisión del Gobierno de Canarias de recortar un 65% el presupuesto de Cultura para 2012, con la finalidad de atender los “servicios prioritarios: sanidad, educación y servicios sociales”, según esgrimieron en rueda informativa el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, y el vicepresidente, José Miguel Pérez, de Coalición Canaria y el PSOE, respectivamente.

La reducción, que se suma a cuatro años continuados de rebajas en el presupuesto autonómico, ha sido considerada como el ‘tiro de gracia’ al sector cultural, al situar en 13 millones de euros el presupuesto disponible, de los que solo podrá utilizar 790.000 euros libres para inversión directa, cantidad que queda tras descontar los gastos corrientes y los 8,5 millones comprometidos para las obras del pabellón deportivo que se construye con motivo de la celebración del Mundial de Baloncesto de 2014, que tendrá entre sus sedes este nuevo equipamiento en la capital de Gran Canaria.

48 millones para Cultura

El presupuesto de cultura en 2011 ascendió a 48 millones de euros, de los que se destinaron 28 millones para la financiación de eventos y proyectos de distintas disciplinas. Las previsiones daban por sentado un descenso del 4,5% del presupuesto, si bien la semana pasada se supo que se produciría el drástico recorte que deja prácticamente sin actividad a todo el departamento de Cultura del Gobierno de Canarias y a todos los programas que lleva a cabo: Septenio, Canarias Crea, Bienal de Arte y Territorio, y otros.

Asimismo, los productores de espectáculos artísticos que cubrían parte de sus costes con las ayudas del Gobierno de Canarias han visto desaparecer dichas asignaciones, lo que pone en riesgo festivales que se celebran en las distintas islas y en las zonas turísticas, lo que supondrá la práctica desaparición de eventos de ocio y culturales en los destinos turísticos de Canarias.

El anuncio de la decisión de este drástico recorte ha movilizado a todas las empresas, entidades, organizaciones y a los artistas e intelectuales que intentan por todos los medios convencer a los representantes de los partidos que sustentan al Gobierno de que la medida no contribuirá a solucionar problemas de políticas sociales, sino a agravar éstos, dado que el tejido cultural y de servicios en Canarias es de los más importantes del país.

Además está íntimamente ligado a la actividad turística y genera puestos de trabajo, dinamización económica y aportación a las arcas de la Comunidad a través de la recaudación del Impuesto General Indirecto de Canarias (IGIC) y otros tipos impositivos.