Cantabria quiere subastar el acceso a la cueva de Altamira 

Cantabria quiere subastar el acceso a la cueva de Altamira 

El Gobierno autonómico plantea vender "por mucho dinero" algunas de las entradas a este espacio protegido, Patrimonio de la Humanidad desde 1985

02B

Barcelona

05/01/2016 - 18:03h

Varios visitantes en la réplica de la cueva de Altamira, en Santillana del Mar (Cantabria), en una imagen de archivo / EFE

Una idea polémica: priorizar la entrada a una cueva Patrimonio de la Humanidadpara quienes puedan pagar más dinero. Esto es lo que ha propuesto Francisco Martín, consejero de Turismo del Gobierno de Cantabria liderado por Miguel Ángel Revilla, como acicate económico para la comunidad. "Altamira es un recurso turístico de primera magnitud, pero mientras no sepamos aprovecharlo de una forma inteligente, no vamos a ningún sitio", ha asegurado Martín en declaraciones a El Diario Montañés.

El plan sería subastar "unas pocas entradas" al mejor postor, además de las que a día de hoy son sorteadas semanalmente. ¿El objetivo? Atraer a "personas que están dispuestas a pagar muchísimo dinero por entrar a la cueva original", ha declarado.

Rechazo a la medida

Según ha reconocido el ejecutivo cántabro, esta propuesta se pondrá encima de la mesa en la próxima reunión con el Patronato de Altamira. Algunos partidos políticos como Podemos, ya han mostrado su rechazo a la propuesta, tildándola de "gran retroceso", por tratar de "instaurar una categoría de desigualdad diametralmente opuesta" a los valores de un espacio reconocido y valorado mundialmente.

El secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, se ha manifestado en la misma línea, al entender que la "propuesta contraviene la política de precios públicos que mantienen los museos estatales".  Y ha recordado que "en este país la el acceso a la cultura tiene que ser igual para todos los ciudadanos". Pero para el responsable de Turismo del ejecutivo cántabro, la idea de subastar los tickets no responde sólo a criterios económicos, sino que pretende "poner a Altamira en el circuito del turismo internacional".